20 de Septiembre de 2018

Yucatán

¿Vas a misa? ¡No te vistas así!

Una agrupación de universitarios católicos ofreció una serie de recomendaciones, con el fin de demostrar respeto y amor hacia la eucaristía.

Organización de jóvenes católicos ofrece recomendaciones sobre cómo vestirse para ir a la sagrada misa, un encuentro con Jesús. (SIPSE)
Organización de jóvenes católicos ofrece recomendaciones sobre cómo vestirse para ir a la sagrada misa, un encuentro con Jesús. (SIPSE)
Compartir en Facebook ¿Vas a misa? ¡No te vistas así!Compartir en Twiiter ¿Vas a misa? ¡No te vistas así!

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Sin llegar a los extremos de épocas pasadas, cuando se tenía que vestir de manera sobria, e incluso, llevando la ya prácticamente desaparecida mantilla en el caso de las mujeres, una agrupación de universitarios católicos ofreció una serie de recomendaciones sobre cómo evitar vestirse para ir misa. 

Aunque se señala que pueden ser más, dan a conocer sólo algunas prendas inadecuadas para asistir a la celebración eucarística, con el único fin de demostrar respeto y amor de los católicos hacia la eucaristía.

En este sentido, proponen evitar camisas deportivas, es decir, de equipos de fútbol o béisbol, pues puede crear rivalidad, disgusto, distracción o molestias en la asamblea. Además es bien sabido que una prenda deportiva se usa en un ambiente ad hoc.

No llevar pantaloncillos cortos o minifaldas. Un short o una minifalda (en el caso de una dama) son prendas que llaman mucho la atención en un grupo humano, “¡cuánto más dentro de la iglesia! Ya me podrán decir ustedes sobre diseños, tamaños o colores, eso no importa tanto. Vestir una falda está bien, pero una minifalda, no”.

La agrupación también sugiere no calzar chancletas, “que la pereza o comodidad no intervengan en la dignidad y sobriedad que predomina en un templo católico. Igual las gorras, pues  además de evitar tapar la vista a los demás es un signo de respeto”.

Los escotes o camisas abiertas son inapropiadas. Al parecer la premisa es que mientras más muestres tu cuerpo, mejor. No es así entre cristianos. “Sabemos que el cuerpo es un don de Dios, es el templo del Espíritu Santo, por lo tanto lo protegemos con cautela. No andamos mostrándonos a todo el mundo”.

Igual evitar las joyas y anillos exuberantes.  “Sabemos todos que a la iglesia no vamos a exhibir nuestros bienes o a aparentar un cierto status social. ¡Nosotros vamos a encontrarnos con Jesús!”, indica. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios