19 de Septiembre de 2018

Yucatán

Diabetes e hipertensión traen bebés 'por adelantado'

En Yucatán, hay casos de recién nacidos, con peso de 600 gramos, que han logrado sobrevivir.

Estadísticas del IMSS Yucatán revelan que uno de cada 10 bebés nacidos vivos son prematuros. La imagen es de contexto. (Archivo/SIPSE)
Estadísticas del IMSS Yucatán revelan que uno de cada 10 bebés nacidos vivos son prematuros. La imagen es de contexto. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Diabetes e hipertensión traen bebés 'por adelantado'Compartir en Twiiter Diabetes e hipertensión traen bebés 'por adelantado'

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Uno de cada 10 nacidos vivos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Yucatán es un bebé prematuro, a  consecuencia de enfermedades crónico-degenerativas de la madre: diabetes, hipertensión arterial u obesidad.

También se cuentan 'causas ambientales' como infecciones perinatales en la madre, debido a los embarazos inducidos por las terapias que se dan para las parejas que no pueden tener hijos.

El médico neonatólogo pediatra de este instituto en la entidad, Luis Alberto Castillo García, señaló que cada vez hay mayores expectativas de vida para estos bebés, y en el caso del IMSS en el Estado recién nacidos con 600 gramos (alrededor de las 24 semanas) han logrado sobrevivir.

“A nivel local hemos manejado hasta con 600 gramos y han evolucionado favorablemente con todas las patologías y han salido adelante, lo que antes no sucedía, ya que con menos de un kilo 800 gramos tenía un 80 por ciento de posibilidades de fallecer, pero con los medicamentos que se utilizan, las terapias intensivas y personal más preparados se logra esto”, expuso.

Cabe mencionar que cerca del 20 por ciento de los nacidos entre las 26 y 29 semanas desarrollan discapacidades serias y permanentes, mientras que los bebés nacidos entre las 30 y 34 semanas de gestación sólo cerca del 15 por ciento desarrolla discapacidades serias. 

La mayoría de los nacidos entre las 35 y 37 semanas de gestación requieren poco cuidado especial y tiene casi las mismas probabilidades de sobrevivir que los nacidos a término.

El especialista del IMSS aseguró que el proceso de crecimiento y desarrollo del bebé prematuro es lento al principio; la mayoría de los bebés prematuros se dan de alta entre las 36 a 40 semanas de edad gestacional; pese a ello, en general no están neurológicamente maduros como un bebé nacido a término, por lo que los cuidados continúan en casa.

Castillo García refirió que para evitar que un bebé nazca prematuro es importante que la mujer lleve una vida sana antes del embarazo y de esta manera se evita una posibilidad de que se adelante el parto.

Además, durante la gestación hay que acudir al control prenatal y tener los cuidados necesarios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios