18 de Septiembre de 2018

Yucatán

La informalidad 'desgasta' a negocios de uniformes

Empresarios del ramo se quejan de que sus ventas han caído hasta un 50 por ciento por la competencia desleal.

Los negocios establecidos en la venta de prendas ofrecen garantía en la calidad de las prendas. (Milenio Novedades)
Los negocios establecidos en la venta de prendas ofrecen garantía en la calidad de las prendas. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook La informalidad 'desgasta' a negocios de uniformesCompartir en Twiiter La informalidad 'desgasta' a negocios de uniformes

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Propietarios de negocios dedicados a la producción y venta de uniformes reportan una reducción de hasta 50 por ciento en sus ventas y una tendencia a la baja de un siete por ciento anual en sus ganancias, debido a la presencia de “competencia desleal” por la proliferación de comerciantes informales y las escuelas que ofertan las prendas escolares. 

A este panorama se suma la economía inestable que afecta a las familias yucatecas, las cuales han disminuido su presupuesto para la adquisición de estas prendas escolares.

De acuerdo con datos proporcionados por encargados de estos negocios, los clientes han optado por comprar por piezas para que les alcance el presupuesto; gastan en promedio 200 pesos por niño, cuando en años pasados el monto era de 800 pesos por hijo, y se les compraba tres uniformes completos para cada uno. 

Indicaron que actualmente prevalece la práctica de que los hermanos mayores “hereden” su ropa escolar a los menores.

“La temporada arrancó débil, de cuatro años a la fecha la tendencia es a la baja, aunque se vea llena la tienda, no es proporcional a la venta, porque en domingo acompaña toda la familia. El problema es que hay piratería en venta de uniformes, pasa como la época de los mucbipollos, en la que todo mundo los vende; nosotros, los establecidos, pagamos impuestos y Seguro Social y va un señor a las puertas de las escuelas a ofrecer sus uniformes, sin pagar permisos”, apuntó Oscar Fernando Peniche y Coldwell, director del negocio El Artillero.

Por su parte, Elia Isabel Abraham Aguiar, de Casa Tino, agregó que otro problema que enfrentan como fabricantes son las escuelas que venden uniformes y hasta condicionan la inscripción para que les compren sus productos. 

Abraham Aguiar, hizo un llamado a las autoridades correspondientes para vigilar las malas prácticas de los vendedores informales  y las instituciones educativas que sin ningún permiso de comercialización, hacen negocio con su alumnado.

“Tenemos que competir contra el sastre, la modista, la tía o mamá que costura, los supermecados, la piratería, las escuelas y para poder vender, tenemos que castigar nuestras utilidades para seguir dando un buen precio, calidad y la gente venga”, abundó 

De dudosa calidad

  • De acuerdo con propietarios de los negocios de manufactura y venta de uniformes, las madres de familia les han externado quejas sobre la mala calidad de los productos que venden las escuelas.

Panoramas contrastantes

Muchas familias que optaron, por sol, arena y mar, aprovecharon la oferta de bebidas y alimentos del malecón, otras prefirieron llevar sus propios insumos para bajar costos. De esta manera llamaban la atención los padres e hijos con neveras, sombrillas y hasta casas de campañas montadas a la orilla de la playa. 

En tanto en la capital yucateca, los comercios que distribuyen útiles escolares, zapatos, mochilas, uniformes y ofrecen el servicio de corte de cabello lucieron llenas de clientes que estaban cumpliendo con los preparativos del regreso a clases.

Los oferentes brindaron promociones especiales, remate de mercancía  y provocaron las filas, e incluso congestionamiento en las banquetas. Tal como publicamos ayer en Milenio Novedades, este movimiento económico significará una derrama económica de 3 mil millones de pesos, según cálculos de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida. 

La Canacome, también reportó que en los tres fines de semana de julio pasado se registraron 120 mil paseantes en la costa yucateca. Mientras que en agosto, en los cuatro fines de semana, se superaron los 700 mil paseantes  en la costa local.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios