24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Yucatán, un paso adelante en el salvamento de extremidades

Es uno de los pocos estados que cuenta con algún especialista de técnicas para evitar las amputaciones.

Cada caso requiere la participación de diversos especialistas durante la intervención. (Milenio Novedades)
Cada caso requiere la participación de diversos especialistas durante la intervención. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Yucatán, un paso adelante en el salvamento de extremidadesCompartir en Twiiter Yucatán, un paso adelante en el salvamento de extremidades

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El salvamento de las extremidades inferiores y superiores a través de técnicas como la elongación del hueso (alargar huesos del cuerpo) y el trasplante son una realidad en Yucatán, y en el corto tiempo que se realizan, 16 personas de la región que ya han sido beneficiadas.

Estas intervenciones, las cuales resultan costosas, con hasta medio millón de pesos, dependiendo del caso, se llevan a cabo en el sector salud público con el más alto nivel de calidad; actualmente en el país sólo se efectúan en cinco estados, debido a que hay poco personal preparado.

El especialista de ortopedia y traumatología con entrenamiento en tumores músculo-esqueléticos, Carlos Enrique Reyes de Cáceres, es el único médico que realiza estos procedimientos en la región y ha efectuado siete trasplantes de tejido por tumores de hueso y nueve elongaciones, la mayoría en el Hospital General Agustín O’Horán, aunque también en el Hospital Regional Mérida del Issste y en medicina privada. 

“A nivel sureste es un gran avance; en Nuevo León lo realiza una persona, en el Distrito Federal son cuatro, mientras que en Europa y Estados Unidos se efectúa desde hace mucho tiempo”, explicó Reyes de Cáceres.

En el caso de la elongación, dijo, se hace en los lugares donde falta hueso, ya sea por trauma, infección o tumor.

A través de esta técnica se logra que el mismo hueso complete la parte faltante, y aunque está descrito en cualquiera de las extremidades, este tratamiento se hace con más frecuencia en la tibia y el peroné.

Esta es una alternativa con fines reconstructivos, para salvar una extremidad, ya que antes si a una persona le faltaban 15 centímetros de tibia, la solución era la amputación.

“Cuando llegan pacientes que por un accidente pierden un pedazo de hueso, generalmente con la herida abierta, infección o ha tenido muchas cirugías, la cobertura cutánea no es buena, no es opción el trasplante, por lo que en estos casos lo que se hace es una elongación”, detalló.

“He realizado nueve elongaciones, todos en el sector salud público; son pacientes de toda la región, los cuales los mandan de hospitales donde están a punto de amputar y piden una segunda opinión y llegan”, mencionó el especialista.

Dijo que estos procedimientos son costosos, porque son aparatos especiales los que se utilizan hasta por año y medio, mientras crece el hueso poco a poco.

En el caso de los trasplantes por injerto, el especialista señaló que existen varias indicaciones, que van desde simples defectos de relleno, como quistes pequeños, hasta tumores malignos donde en la mayoría antes se amputaban.

“Con las indicaciones correctas se puede hacer un salvamento; si bien se puede poner mucho injerto granulado, en polvo para acelerar procesos de curación, no es un salvamento, son cosas comunes, y en este caso lo que hacemos es tener un estudio completo del paciente para hacer un plan quirúrgico y preservar la extremidad”, apuntó.

Dijo que en caso del osteosarcoma se realiza el diagnóstico, se efectúa el plan quirúrgico, se extrae el tumor preservando la extremidad y se coloca un injerto estructural; se trata de uno congelado con células vivas y se coloca con sus placas, tornillos, clavos y lo que requiera.

Expuso que si bien no son extremidades al 100 por ciento funcionales, ya que no son para volver a hacer deporte, saltar o correr, el paciente puede caminar.

Cabe mencionar que para tratar a estos pacientes se realiza un manejo interdisciplinario, el ortopedista sólo hace la cirugía de hueso, tiene que estar el oncólogo pediatra, el rehabilitador y el radiólogo.

Consideró importante tomar en cuenta que en estos casos, una vez realizada la intervención, el tumor puede regresar al sitio o dar una metástasis en otro lugar; sin embargo, con los esquemas nuevos de quimioterapia se encuentra en un 90 por ciento de supervivencia del paciente por cinco años.

Cáncer óseo, común en niños

El director del Centro Estatal de Trasplantes del Estado de Yucatán (Ceetry), Jorge Martínez Ulloa, indicó ayer que el osteosarcoma (cáncer óseo) es común en la atención oncológica pediátrica, por lo que la procuración de hueso es necesaria para la atención de estos pacientes.

Cabe mencionar que dicha instancia firmó el año pasado un convenio de colaboración con la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) para el proceso de hueso de donantes cadavéricos procurados en el Estado; lo anterior, con la finalidad de que estos injertos sean usados en forma gratuita en beneficio de pacientes yucatecos.

De tal manera, en los injertos de hueso realizados en la entidad, en caso de tumoración, que es donde se quieren piezas completas, todos fueron de tejidos congelados masivos con células vivas para pacientes oncológicos con la finalidad de evitar amputaciones.

Por ejemplo, recordó que hace poco una paciente con sarcoma de Ewing se le dieron cuatro sesiones de quimioterapia para hacer más pequeño el tumor, se le extrajo un pedazo grande de tibia, como de 20 centímetros, y se trajo un segmento de hueso congelado, con células de hueso vivas.

“Se le trasplantó a la niña y eso le permitió que no perdiera la extremidad, es un campo muy bueno, que tiene que crecer porque la necesidad es mucha, pero ya se desarrolla y la procuración de tejido es fundamental para ello”, apuntó.

Mencionó que en el caso de injertos para fracturas se utiliza mucho el injerto masivo; para tumores han sido seis, el último fue hace un mes.
Martínez Ulloa dijo que dicho convenio cubre todas las instituciones de salud pública, lo único que se pide es que el hueso que se solicite sea del hospital donde se procuró.

“Lo que tiene sentido, ya que si el hospital trabaja en procuración es un premio a su trabajo”, refirió.

Mencionó que hace mes y medio hubo una procuración muy grande del Hospital Regional Mérida del Issste.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios