22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Capturar pepino de mar a 20 metros de profundidad, le costó la vida

El joven murió en un hospital de Mérida, tras sufrir descompresión en Dzilam.

Luego de algunas horas de bucear en la captura del pepino de mar, Henry presentó un cuadro de descompresión y fue trasladado a Mérida, en donde perdió la vida. Imagen de contexto de un buzo dedicado a la captura de esta especie en veda. (Archivo/SIPSE)
Luego de algunas horas de bucear en la captura del pepino de mar, Henry presentó un cuadro de descompresión y fue trasladado a Mérida, en donde perdió la vida. Imagen de contexto de un buzo dedicado a la captura de esta especie en veda. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Capturar pepino de mar a 20 metros de profundidad, le costó la vidaCompartir en Twiiter Capturar pepino de mar a 20 metros de profundidad, le costó la vida

SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Triste final tuvo el pescador Henry S. E., quien falleció este martes en un hospital de Mérida, luego de presentar una descompresión que sufrió a más de 20 metros de profundidad en Dzilam de Bravo, al Nororiente del Estado.

Según los datos recabados, Henry S. E., de 22 años, solicitó permiso para bucear junto con un grupo de pepineros, que se dedican a la pesca furtiva, y que trabajan para una empresa pesquera local.

Luego de algunas horas de bucear en la captura del pepino de mar, Henry presentó un cuadro de descompresión por lo que fue auxiliado y posteriormente trasladado a Dzilam de Bravo donde su patrón, junto con familiares, lo llevaron a una clínica de Mérida en donde este martes perdió la vida.

Al parecer, la causa de su muerte fue porque una burbuja de aire le subió al cerebro. 

El pescador dejó en la orfandad a cuatro menores.

La enfermedad del buzo

La enfermedad por descompresión (mal de descompresión, enfermedad de la cámara hiperbárica o enfermedad del buzo) es un trastorno en el cual el nitrógeno, disuelto en la sangre y los tejidos debido a la alta presión, forma burbujas cuando la presión disminuye.

Los síntomas pueden incluir fatiga y dolor en los músculos y las articulaciones.

En el tipo más grave, los síntomas pueden ser similares a los de un accidente cerebrovascular, o bien se manifiestan como dificultad para respirar y dolor torácico.

La persona es tratada con oxígeno y terapia de recompresión (oxígeno a alta presión o hiperbárico).

Para prevenir la enfermedad, es conveniente limitar la profundidad y la duración de las inmersiones y la velocidad de ascenso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios