12 de Noviembre de 2018

Yucatán

Frenan depredación de plantas protegidas

Clausura Profepa un predio en donde se hacía labor de 'brecheo'.

Profepa clausuró un predio en el que se realizaban labores de 'brecheo'. En el lugar, se dañó vegetación de especies consideradas amenazadas (A). (Oficial)
Profepa clausuró un predio en el que se realizaban labores de 'brecheo'. En el lugar, se dañó vegetación de especies consideradas amenazadas (A). (Oficial)
Compartir en Facebook Frenan depredación de plantas protegidasCompartir en Twiiter Frenan depredación de plantas protegidas

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró un predio ubicado en el km 21+500 tramo carretero Progreso-Telchac Puerto, Yucatán, por la remoción irregular de 357 m2, sin permiso de cambio de uso de suelo en terrenos forestales que expide la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Durante una inspección realizada por personal de la delegación Federal de la Profepa en la entidad, se constató la afectación de esa superficie, donde se realizaban actividades de "brecheo" y eliminación de vegetación de matorral costero con presencia de manglar botoncillo (Conocarpus erectus), palma chit (Thrinax radiata) y palma nakax (Coccothrinax readii).

Como carecían de permisos que emite la Semarnat, el personal de la Profepa procedió a clausurar el predio como medida de seguridad y determinó el cese de toda actividad en el sitio.

Cabe señalar que los ejemplares de vida silvestre dañados están considerados como especies amenazadas (A) por la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

La Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable señala que realizar en terrenos forestales o preferentemente forestales cualquier tipo de obras o actividades distintas a las inherentes a su uso, en contravención de esta ley, se puede llegar a sancionar con multas que van de 100 a 20 mil veces de salario mínimo vigente en el Distrito Federal o la Clausura temporal o definitiva, parcial o total del sitio o instalación donde se desarrollen las actividades que den origen a la infracción. 

La remoción de dicha comunidad vegetal implica la pérdida de bienes y servicios ambientales, en algunos casos invaluables, provocando un daño severo a dichos ecosistemas con efectos ambientales no solo locales, si no regionales, que contribuyen con los efectos negativos a nivel global.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios