22 de Septiembre de 2018

Yucatán

¿Qué curan los Doctores del Humor?

Tres graciosos, pero muy serviciales, payasitos estuvieron en el programa de radio 'Salvemos una vida'.

Los Doctores del Humor estuvieron en la última emisión de 2016 del programa de radio Salvemos una Vida. (Jorge Acosta/SIPSE)
Los Doctores del Humor estuvieron en la última emisión de 2016 del programa de radio Salvemos una Vida. (Jorge Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook ¿Qué curan los Doctores del Humor?Compartir en Twiiter ¿Qué curan los Doctores del Humor?

José Salazar/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Durante la última emisión del programa “Salvemos una vida” de 2016, bajo la conducción de Alis García y Marilis Escalante, estuvieron como invitados los Doctores del Humor Dr. Foforito, la Dra. Hielo y la Dra. Azúcar.

“En estas fechas podemos estar melancólicos por el fin de año, pero no debe ser así, debemos ver la vida con mucha alegría, echarle muchas ganas y darles mucho amor a nuestros seres queridos. Los Doctores del Humor somos aproximadamente 50 voluntarios que llevamos alegría, amor y apapachos a la gente que se encuentra en los hospitales. Nosotros vamos, los animamos y escuchamos. Estamos presentes en Mérida desde hace diez años y también tenemos presencia en Cancún y Valladolid”, recordó el Dr. Foforito.

“La gente que se encuentra en los hospitales tiene una enorme necesidad de platicar sus problemas, y es cuando nos convertimos en ‘orejas grandes’. Nosotros con mucha alegría los escuchamos. Hacer reír es muy difícil pero para nosotros, gracias a ese maravilloso don dado por Dios, Nuestro Señor, es muy fácil”, expresó.

Con su característico sentido del humor el doctor Foforito dijo que dos cosas que “contagian mucho” son los bostezos y las risas, lo que arrancó risas entre las conductoras del programa.

Alis García comentó que hay mucha gente que necesita ser escuchada y “sacar lo que le va carcomiendo por dentro”. 
“No es bueno quedarse con las cosas y estar dándole vueltas. Lo recomendable es buscar a alguien de confianza, en caso de ser creyente, a un padre o a un seminarista. Los Doctores del Humor eligieron a los ‘peores’, porque es en los hospitales donde la gente siente mucho dolor, tristeza y melancolía y es a donde ellos van a escucharlos, alegrarles el día y sacarles una sonrisa”, expresó Alis García.

El doctor Foforito agregó que todos los seres humanos cargan “un saco de piedras”, pero que también cuentan con unas tijeras maravillosas para “cortar” ese saco para que aligerar la carga.

“En los hospitales en muchas ocasiones nos encontramos con situaciones muy difíciles y duras y ahí lo que hacemos es prestar nuestro hombro, nuestro amor y cariño para reconfortar a las personas. Cuando nos regalan una sonrisa, eso es el premio más grande que nos pueden dar”, apuntó.

“Los Doctores del Humor tenemos un común denominador que es el saber escuchar. Es muy difícil escuchar, pero se puede. Estamos cerrando el año terriblemente con ataques, muertes, asesinatos y la gente tiene mucha necesidad de hablar de sus problemas. Hay que escuchar, sobre todo a los que tenemos cerca, a nuestra familia, ellos tienen ganas de hablar y decir las cosas. Lo único que tenemos que hacer es escucharlos y regalarles una gran sonrisa”, mencionó el Dr. Foforito.

Alis García comentó que en muchas ocasiones se abandona a los adultos mayores y no se les escucha cuando quieren platicar. En esos casos, dijo, es preciso ser pacientes con ellos y escuchar lo que tengan que decir, aunque sea algo repetitivo.

Los Doctores del Humor tenemos un común denominador que es el saber escuchar. Es muy difícil, pero se puede: Dr. Foforito

“Nosotros también lo hacemos, cuando nos reunimos con amigos, siempre recordamos las cosas pasadas. No es algo que solo hagan nuestros abuelitos”, agregó el doctor Foforito.

Marilis Escalante preguntó a los Doctores del Humor de donde viene la energía para poder hacer reír a las personas y cómo hacen para sacarle una sonrisa al que sufre.

La Dra. Hielo respondió que en ocasiones no todo es risa, alegría y chistes y que en los hospitales les ha tocado acompañar a las personas al momento de recibir malas noticias.

“Lo que hacemos es ofrecerles nuestro hombro, acompañarles en su duelo, les damos un abrazo y estar ahí en silencio dándoles nuestro apoyo. No es malo llorar, es bueno desahogarse y nosotros acompañamos a las personas en esos momentos difíciles que están viviendo.

"Los Doctores del Humor tenemos una herramienta muy poderosa que son ‘las chispitas’ en los ojos, que es la sonrisa que proyectamos desde nuestro interior, es nuestra alma riendo. Muchas veces no nos responden la sonrisa con la que llegamos pero conversamos con ellos y poco a poco se van animando”, explicó.

El doctor Foforito señaló que algo que también resulta muy positivo en sus visitas a los hospitales es cantar con las personas, haciendo que participen con ellos.

“Muchas veces nos preguntan si somos doctores a lo que respondemos que no, si somos payasos, tampoco. Y si nos preguntan qué hacemos, pues tampoco lo sabemos hasta que estamos frente al paciente sabemos qué hacer, ellos nos dan la pauta para actuar, todo es improvisado totalmente. Lo más importante es que llegamos con una sonrisa y eso es lo que nos abre las puertas”, explicó. 

Marilis Escalante destacó lo importante de esta labor y lo difícil que es hacer reír, ya que en los momentos difíciles las personas tienen un gran dolor en el corazón, lo que implica mucho esfuerzo. 

La doctora Hielo dijo que hay ocasiones en que el paciente está acompañado de algún familiar y es precisamente la persona que cuida al enfermo la que necesita ser reconfortada, incluso más que el propio paciente.

“Al final, el paciente que en ocasiones no quiere hablar, termina integrándose ‘al relajo’ y platica con nosotros”, añadió.
Alis García dijo que a veces el paciente no se encuentra de buen humor y no es fácil animarlo y hacerlo reír, pero a pesar de esto siempre hay que tratar de encontrar lo positivo y dejarse reconfortar.

El doctor Foforito comentó que el paciente habitualmente está bien atendido pero el cuidador es quien en ocasiones necesita ser consolado y escuchado.

Todo mundo quiere una cara y cuerpo bonito. Pero debemos aceptarnos como somos: Dra. Azúcar

“Tenemos que llegar con la persona que está al lado del enfermo. Esa misma persona nos va a permitir entrar con el enfermo, sobre todo si se trata de niños. Cuando llegamos con el padre o la madre y comenzamos a hacer chistes con ellos. Cuando el niño observa que ríen, es cuando quiere participar del juego y platicar”, expresó el Doctor del Humor.

Marilis Escalante solicitó a los Doctores del Humor “una receta” para las personas enfermas y que no necesariamente están en un hospital, para esas personas que incluso pueden estar “enfermas” espiritualmente para que este fin de año sea diferente.
La doctora Hielo comentó muchas veces la frustración de no aceptar las cosas que ocurren es lo que lleva a estar de mal humor.

"Cuando uno acepta lo que está sucediendo es más fácil ver la vida de otra manera, sabes que vas a salir adelante, que vas a avanzar, la carga ya no es pesada. La manera más fácil es buscar ayuda, en cambio si nos encerramos en nuestros pensamientos negativos no vamos a avanzar”, mencionó.

Alis García agregó que los seres humanos “tenemos el poder de elegir, de buscarle el lado bueno a la vida y estar contentos o estar tristes y renegando, buscando sólo el lado malo de la vida”.

“Si quieres ser feliz, lo que sea que esté pasando, malo o bueno es sólo una situación. Vamos a buscarle lado bueno de las cosas, qué podemos sacar de ello y entonces reírnos de la situación. Pruebas todos las tenemos. Hay que buscar lo bueno, positivo y lo lindo de la vida”, expresó.

Por su parte, la doctora Azúcar señaló que en ocasiones lo difícil es pedir ayuda, pero esto es positivo porque desahogarse siempre es útil y que también hay que diferenciar si es algo que requiera ayuda profesional.

Alis García añadió que cuando haya depresión o ideas suicidas hay programas como “Salvemos una vida”, que brindan ayuda a todo el que lo requiera y agradeció a los Doctores del Humor por la impartición del taller de Risoterapia en “La Casita”.

“Hubo grandes resultados en los asistentes. De todo corazón les agradecemos su tiempo y sobre todo su dedicación a esto para hacer reír a la gente, a pesar de los problemas que cada uno tenga en su vida. Es bueno siempre ver lo bueno, lo bonito de la vida, lo que nos hace sentir gozo”, indicó.

El doctor Foforito dijo que aun en situaciones en donde haya mucho dolor, incluso físico, la risa funciona para aliviar a las personas.

La doctora Azúcar agregó que en la actualidad otra situación que causa mucho desánimo son los estereotipos en cuanto a la apariencia física.

“Todo mundo quiere una cara y cuerpo bonito. Pero debemos aceptarnos como somos. No todos somos ‘varitas de nardo’, si me dicen que soy cachetona, sí lo soy y además me brillan los cachetes. Hay que aceptarnos y reírnos de nosotros mismos”, añadió. 

El doctor Foforito dijo que la nariz roja que portan los Doctores del Humor es algo “poderoso” que permite acercarse a las personas y darles ánimos y hacerles sonreír.

Finalmente para cerrar la emisión, Alis García y Marilis Escalante enviaron un abrazo de felicitación a quienes siguen “Salvemos una vida” por parte del equipo que hace posible el programa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios