17 de Octubre de 2018

Yucatán

Suicidio se esconde 'detras' del silencio

Para frenar este problema social y de salud es necesario hablar de él, asegura Alis García, creadora del programa 'Salvemos una Vida'.

El suicidio es un tema que se debe hablar de frente en la familia, porque darle la espalda sólo empeora las cosas, concluyeron las conductoras del programa 'Salvemos una Vida', Alis García y Marilis Escalante. (Imagen de contexto/SIPSE)
El suicidio es un tema que se debe hablar de frente en la familia, porque darle la espalda sólo empeora las cosas, concluyeron las conductoras del programa 'Salvemos una Vida', Alis García y Marilis Escalante. (Imagen de contexto/SIPSE)
Compartir en Facebook Suicidio <i>se esconde</i> 'detras' del silencioCompartir en Twiiter Suicidio <i>se esconde</i> 'detras' del silencio

José Salazar/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La semana pasada, el Programa de Atención Integral para Problemas de Depresión y Suicidio, “Salvemos una vida”, creado por Alis García Gamboa de Ortiz, cumplió 21 años de labor bajo tres vertientes: prevención, atención telefónica las 24 horas y asesoría psicológica.

Este viernes 15, en la emisión del programa radiofónico que se transmite por Amor 100.1 FM de Grupo SIPSE, Alis García y Marilis Escalante recordaron que durante los años que tiene el programa muchas personas han colaborado de manera altruista donando su tiempo para quienes necesitan ayuda en la atención de la depresión y prevención del suicidio y, gracias a eso, “Salvemos una vida”, es el único programa en su tipo en México.

“Estamos muy contentos por cumplir 21 años pero precisamente porque estamos a favor de la vida, nos entristece que los casos de suicidio en Yucatán se hayan incrementado en las últimas fechas. No ocupamos el primer lugar nacional pero si estamos dentro de los primeros lugares en incidencia de suicidios”, comentó Alis García.

Añadió que el programa fue fundado precisamente por el alto índice de suicidios que hay en la Península y que el tema del suicidio es algo que antiguamente se pensaba, no debía tocarse, que era mejor callar ante un caso de intento de suicidio o suicidio.

“Antes se creía que si hablábamos del tema, las cosas empeorarían y las personas tendrían más herramientas para suicidarse y no es así, se ha comprobado que por el contrario, es necesario hablar de esta problemática, la gente tiene que estar consiente e informada ya que existen muchos mitos acerca del suicidio”, aseveró.

Alis García agregó que aún se estigmatiza a las personas que intentan terminar con su vida y a sus familias.

"Estas personas, indicó, luego de un intento de suicidio quedan marcadas por la sociedad y cuando acuden en busca de algún empleo, les es negado".

Afirmó que lo mismo ocurre con las personas que a raíz de una situación de este tipo tienen que recibir atención psiquiátrica.

“Salvemos una vida fue creado por y para la sociedad. El suicidio no reconoce sexo ni edad, lamentablemente ha ido bajando la edad de los suicidas. Tampoco respeta religión, condición social o económica, abarca cualquier tipo de persona”, advirtió.

“Al ser una problemática de la sociedad, el programa se crea para todos; aquí en Mérida abarcamos toda la ciudad, de norte a sur. El año pasado visitamos muchas secundarias técnicas del sur, llevando a los jóvenes platicas de prevención. Los yucatecos estamos orgullosos de este programa del cual, aunque no le gusta que lo mencionemos pero es pilar, la señora Alis García”, expresó Marilis Escalante.

Las personas que intentan suicidarse quedan marcadas, y cuando acuden en busca de algún empleo, les es negado: Alis García

“El suicidio es algo de lo que tenemos que hablar al interior de nuestras familias porque la persona que está pensando terminar con su vida, comienza a enviar mensajes, los cuales debemos reconocer. La familia no siempre se da cuenta cuando la persona en riesgo de suicidio, paulatinamente va cambiando, la vida le parece aburrida, ya no encuentra motivo para seguir viviendo, demuestra desgano en sus actividades,  estas son señales de alerta, son focos rojos a los que hay que poner atención y tomarlos con seriedad”, puntualizó.

Añadió que estas personas, las más de las veces, comienzan a hablar de temas relacionados con la muerte y con su deseo de morir, y ante lo cual, deben recibir cariño por parte de sus familiares y la atención profesional ya sea con algún psicólogo, sacerdote o ministro de la religión que profese o solicitando ayuda a programas como “Salvemos una vida”.

“Sin duda, la falta de amor es lo que hace que la gente no quiera vivir más. Todas las personas necesitan sentirse amadas por los que están alrededor, ya sean familiares o no, porque hay gente que viene de fuera a Yucatán y no tiene a nadie más aquí o vive sola. Si la gente de su alrededor le da muestras de cariño y amor, esa persona desistirá en su intento de poner fin a su vida”, señaló Alis García.

Marilis Escalante comentó que un factor protector que hace desistir a las personas que tienen pensamientos suicidadas son quienes pueden servirles de apoyo aun cuando su familia sea disfuncional, pueden contar con familiares como los abuelos en quienes pueden depositar su confianza y recibir amor de parte de ellos. Mencionó que también las redes de amigos son un gran apoyo para estas personas.

“Muchas veces los padres y hermanos trabajan y estudian y no tienen el tiempo para los demás integrantes de la familia, en especial los hermanitos y adultos mayores. Pero es importante buscar el tiempo para estar con ellos, darles calidad no cantidad, conversar con ellos. También sucede en los entornos escolares y laborales compañeros desganados, deprimidos o niños víctimas del acoso, a ellos tenemos que acercarnos y ofrecerles nuestra ayuda”, apuntó.

“Nos han invitado a dar pláticas en otros estados porque el programa ya es reconocido a nivel nacional y en esos eventos, nos da mucho orgullo decir que los yucatecos somos muy solidarios y nos ayudamos en todas las etapas de la vida. Hay muchas asociaciones que apoyan a niños no nacidos, a niños que nacen con alguna discapacidad, a jóvenes que tienen alguna adicción, a adultos mayores en albergues y centros de día donde puede realizar muchas actividades.

"Los yucatecos somos así y eso hay que difundirlo, que cuando una persona tenga algún problema, sepa que no está sola y sepa a dónde acudir para recibir apoyo”, expresó Alis García. 

“Volviendo al tema del suicidio, hay que comunicarse, saber hablar con nuestros seres queridos, no callar porque se va convirtiendo en una olla de presión, hay que sacarlo... nuestro enojo, frustración y malestar con la vida, bailando, cantando, hablando, escribiendo; todos tenemos dones, vamos a sacarlos, eso que hacemos muy bien y que nos sale natural como puede ser la pintura  o la cocina, no vas ayudar a sacar nuestra molestia o confusión, a terminar con eso que nos hiere o molesta”, comentó Marilis Escalante.

“Quiero decir que la religión es una gran ayuda para mucha gente y debemos buscar a ese Dios Todopoderoso, inmensamente bueno y quien nos da la libertad de que vayamos o no a hacia Él, tenemos que buscarle, meternos bajo su manto para que nos cubra y nos sintamos reconfortados. Nunca estamos solos, Dios está dentro de todos, tenemos la fuerza maravillosa de un Dios inmensamente grande”, expresó Alis García.

“A los niños y adultos mayores no hay que hacerlos a un lado porque se frustran, deprimen y sienten que no son útiles; eso es un riesgo porque pueden comenzar a pensar en terminar con su vida, hay que incluirlos en las actividades que realicemos, darles pequeñas tareas, en la casa siempre habrá algo en lo que puedan ayudarnos”, reiteró.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios