20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Reaparecen empleados cesados por 'orgía' en Centro de Salud

Fuentes de Conciliación y Arbitraje informaron que los trabajadores interpusieron recursos legales para ser reinstalados.

Sergio Bates Angulo, director del Centro de Salud de Progreso, donde ocurrieron los actos irregulares que derivaron en el despido de ocho trabajadores. (SIPSE/Archivo)
Sergio Bates Angulo, director del Centro de Salud de Progreso, donde ocurrieron los actos irregulares que derivaron en el despido de ocho trabajadores. (SIPSE/Archivo)
Compartir en Facebook Reaparecen empleados cesados por 'orgía' en Centro de SaludCompartir en Twiiter Reaparecen empleados cesados por 'orgía' en Centro de Salud

Óscar Pérez/SIPSE
PROGRESO, Yuc.- A dos años de que fueron cesados por protagonizar “actos reñidos con la moral” y consumir cervezas en horas de trabajo dentro de un consultorio, cinco de los ocho trabajadores que fueron despedidos reaparecieron esta tarde en el Centro de Salud de Progreso, pues al parecer buscan ser reinstalados en sus puestos.

Estos actos fueron grabados en vídeo y el material circuló en redes sociales hasta que llegaron a manos de directivos de la SSY. El caso incluso se volvió un verdadero escándalo, al grado de que se le bautizó como la “orgía” del Centro de Salud. El caso traspasó los límites del estado y se difundió a nivel nacional, ya que incluso periódicos capitalinos y de otras partes de México dieron cuenta de la llamada “orgía”.

Acompañados de unos abogados, los trabajadores despedidos llegaron alrededor de las 13:00 horas (una de la tarde) e intentaron entrar a las instalaciones del Centro de Salud, pero no pudieron debido a que estaba cerrado por trabajos de mantenimiento de la red eléctrica.

Fuentes de Conciliación y Arbitraje informaron que varios de los despedidos interpusieron recursos legales para ser reinstalados y que esta visita es parte del proceso.

Estaban jugando a la botella

Como informamos, los trabajadores despedidos por la Secretaría de Salud de Yucatán fueron las enfermeras Rebeca Urcelay Solís, Xhirley Cabrera Ojeda, Julia Giovana López Ventura, así como los enfermeros Edgar Rigoberto Estrella Esquivel, Deyberth Giovanny Bojórquez Arango y José Osorio Montalvo, así como la intendente Rosy Piña Zaldívar y el doctor Angel Pérez Espadas, quien en ese entonces era el médico en turno del consultorio 5 donde ocurrieron los hechos “reñidos con la moral”.

Los empleados fueron cesados luego de que directivos de la Secretaría de Salud vieron los vídeos donde estaban jugando a la botella, ingiriendo cervezas e insultando dentro del consultorio.

En ese entonces se informó que varios de los involucrados eran empleados con contratos temporales y fueron dados de baja conforme a la Ley.

En mayo de 2013 se publicó que estos ocho trabajadores fueron cesados por la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de Yucatán, debido a que cometieron diversas “faltas administrativas” en horas de trabajo.

En ese entonces, el secretario de Salud de Yucatán (SSY), Jorge Eduardo Mendoza Mézquita, confirmó que los vídeos contenían actos reñidos con la moral e incluso dio a conocer que los trabajadores del Centro de Salud aparecen ingiriendo bebidas alcohólicas e insultando durante las grabaciones.

El funcionario dijo que vio el material y afirmó que en las grabaciones no se consuman actos sexuales, al menos en los vídeos no aparecen, pero sí indicó que "están ingiriendo bebidas embriagantes, (hay) intercambio de palabras y señas obscenas, (además de) ciertos actos reñidos con la moral”.

Centro de Salud cerrado

A pesar de que el Centro de Salud estaba cerrado por los trabajos en la red eléctrica, el personal de Conciliación y los trabajadores despedidos firmaron una hoja escrita a mano cerca del acceso de Urgencias y poco después, al ver a la prensa, se retiraron en sus vehículos.

El papel que firmaron daba constancia de la visita que realizaron al Centro de salud, indicando en el documento que el lugar estaba cerrado.

El doctor Angel, a bordo de un automóvil Lincoln de modelo reciente, se retiró del lugar con los abogados, según dijeron, para sacar unas fotocopias. Otros abordaron dos vehículos más.

Dos de los trabajadores despedidos que se quedaron en el sitio, explicaron que están haciendo la lucha para que los reinstalen porque, según dijeron, fueron despedidos de forma injustificada.

"A eso vinimos, a ver que nos reinstalen, pero vemos que está cerrado… ¿Qué es eso? No debería estar cerrado porque es un hospital, mira a la gente está muriéndose de dolor acá afuera y está cerrado, no hay nadie que los atienda", dijeron. En el lugar había tres guardias de seguridad privada, dos hombres y una mujer, que comentaron a los usuarios que estaba cerrado por una "falla eléctrica".

Más tarde, alrededor de las 4 de la tarde, el director del Centro de Salud, Sergio Bates Angulo, confirmó que el Centro de Salud y Servicios Ampliados (Cessa) estuvo cerrado hasta poco después de las 3 de la tarde por una sobrecarga en la red de distribución eléctrica, por lo que el problema afectó también a decenas de usuarios que no pudieron consultar, pues los pacientes y personal fueron desalojados. El servicio, según informó, se reanudó a las 3:15 de la tarde.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios