18 de Diciembre de 2018

Yucatán

De cada 10 empresas familiares, 9 tienen conflicto de intereses

Recomiendan que los hijos de las dueños trabajen en puestos bajos para foguearse.

La mayoría de las empresas familiares padecen problemas de falta de institucionalización, conflicto de intereses u organigramas poco claros. Imagen de contexto de un panadero en un negocio familiar. (Archivo/SIPSE)
La mayoría de las empresas familiares padecen problemas de falta de institucionalización, conflicto de intereses u organigramas poco claros. Imagen de contexto de un panadero en un negocio familiar. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook De cada 10 empresas familiares, 9 tienen conflicto de interesesCompartir en Twiiter De cada 10 empresas familiares, 9 tienen conflicto de intereses

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La falta de claridad en el establecimiento de reglas en la sociedad mercantil, resolución de conflictos, dinero y omitir la creación de un gobierno corporativo son la llave y el candado para el fracaso de una empresa familiar, pues su correcta aplicación puede llevar a la trascendencia por generaciones, asegura Elsy Ortiz Rouco, máster en dirección de Pymes y negocios familiares y miembro de una segunda generación de empresarios en el área de la industria de alimentos.

La  entrevistada, quien ha formado parte de los grupos de jóvenes industriales de Canacintra y Empresarios jóvenes de Coparmex, dijo que además de poner las reglas del juego desde el principio, es recomendable que los hijos de las empresas puedan trabajar en otros corporativos para foguearse y no confiarse de la cercanía con los directivos cuando laboran en la institución de la familia.

Dijo que en medio del movimiento boyante emprendedor es común iniciar negocios entre seres queridos de la misma sangre, y para que el lazo no se debilite por problemas organizacionales, aconsejó que se pueden ahorrar conflictos, constituir legalmente la empresa, definir cuáles son los términos de la sociedad, la rendición de cuentas, el establecimiento de planes de negocio a corto, mediano y largo plazo, proponer un gobierno corporativo e incluso un plan de sucesión y no esperar hasta que se presenten los problemas para pensar en resolver estos temas.

Lo anterior, también lo revela la Encuesta a Empresas Familiares México (dedicada a este sector), la cual indica que esta situación puede llevar a las organizaciones a una situación crítica en un futuro ya que la falta de un proceso establecido con reglas claras y justas para todos los integrantes de la familia, a menudo, se convierte en un aspecto que puede generar conflictos familiares internos que tienen repercusión directa en el desempeño y operación de la empresa

De acuerdo el estudio, más del 90 por ciento de los encuestados consideran que tener solucionados los aspectos de la sucesión es fundamental para tener una transición generacional exitosa donde el valor de la empresa no se deteriore, por el contrario, que incremente su valor e impacto en el mercado.

Sin embargo la encuesta nos señala que únicamente el 16 por ciento de los encuestados cuenta con un Plan de Sucesión formalmente establecido, documentado y comunicado a los miembros de la familia.

Por su parte el reporte de la Business Families Foundation (BFF) que incluye a las 250 compañías más grandes controladas por familias (KPMG, 2013) en México, más de 90 por ciento de las firmas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores tienen una clara representación familiar en el capital y en el control.

No obstante indica que nueve de cada 10 compañías del país son empresas familiares que padecen problemas como falta de institucionalización, conflicto de intereses u organigramas poco claros.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios