23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Desde sus casas, yucatecos roban tesoros arqueológicos

El INAH ha asegurado cientos de piezas prehispánicas y coloniales elaboradas de barro y piedra, que se encontraban en predios particulares.

Yucatán ha logrado recuperar cientos de vestigios arqueológicos de manos de particulares, quienes los encontraron en sus predios. La imagen es ilustrativa. (Milenio Novedades)
Yucatán ha logrado recuperar cientos de vestigios arqueológicos de manos de particulares, quienes los encontraron en sus predios. La imagen es ilustrativa. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook <i>Desde sus casas</i>, yucatecos roban tesoros arqueológicosCompartir en Twiiter <i>Desde sus casas</i>, yucatecos roban tesoros arqueológicos

Israel Cárdenas/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- En los últimos tres años, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha asegurado en Yucatán cientos de piezas de las épocas prehispánica y colonial, elaborados con barro y piedra, derivado de operativos en predios particulares.

Pero también ha recuperado piezas que voluntariamente algunos propietarios de inmuebles entregaron a la dependencia federal.

El INAH asegura que es imposible conocer el valor monetario de los objetos, pues más que económico es estimativo y de carácter cultural; después de que son analizados por el INAH, adquieren valor científico e informativo.

Entre las piezas aseguradas figuran desde vasijas y metates, en lo general, hasta artefactos como pedernales, silbatos, piezas talladas y bases de columnas coloniales que reutilizaron esculturas antropomorfas (formas humanas) prehispánicas para su elaboración.

Asimismo, monolitos de la época colonial labrados con motivos religiosos y leyendas con caracteres latinos; también esculturas antropomorfas de origen prehispánico, incluidas las que se utilizaban para recubrir el exterior de los edificios. De éstas, la mayoría son de un tipo de escultura usada comúnmente en la zona arqueológica de Uxmal.

La dependencia federal agregó que también se han dado casos de registro de materiales que se mantienen en custodia de algunas personas, las cuales presentaron el trámite de registro correspondiente.

El instituto destacó que buena parte de la recuperación de materiales arqueológicos en los últimos años en Yucatán ha sido producto de la entrega voluntaria de ciudadanos que durante años los conservaron, pero después decidieron entregarlos para su registro.

Hay que recordar que hace unos días la Procuraduría General de la República (PGR) recuperó un importante número de piezas arqueológicas y aseguró a dos personas en Mérida tras un operativo que se dio en cumplimiento a una orden de cateo. 

Decomiso en un barrio
  • El más reciente decomiso del INAH a un predio privado se registró en el barrio de Santiago.
  • El inmueble fue clausurado durante varios días, ya que la autoridad colocó calcomanías para impedir el acceso durante las investigaciones.
  • Los dos detenidos y las piezas quedaron a disposición del Ministerio Público, que continúa con la integración de la carpeta de investigación, por el delito de violación a la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos.
  • Días después, los detenidos quedaron en libertad.
Piezas restauradas

Piezas prehispánicas y coloniales halladas en el Centro Histórico de Mérida han sido restauradas.

En la Casa Cárdenas, ubicada en la esquina de la calle 63 con 62 del centro, se encontraron jarrones de barro y platos de losa y de porcelana china que estaban cuarteados y que ya han sido restaurados.

Asimismo, dos vasijas de barro encontradas en el predio marcado con el número 496 de la calle 59 entre 58 y 60 centro, edificio La Unión, fueron rescatadas. También figuran tres cañones encontrados en el barrio de La Ermita.

De la misma manera en otros puntos de Mérida, como la comisaría de Komchén, fueron encontrados cinco platos y una vasija grande de barro que han sido restaurados; mientras que en situación similar se encuentran otros objetos con labrados en diferentes figuras que se localizaron en la comisaría de Xcanatún. 

Municipios ‘no reclaman’ sus tesoros

Desde vasijas de barro, platos de porcelana y de losa hasta un órgano de madera de cedro del municipio de Motul están bajo resguardo de la ceramoteca (lugar dedicado al análisis y resguardo de colecciones de cerámica), y del área de restauración del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Hasta el momento, ningún municipio ha reclamado estas piezas a pesar de que, previo convenio, pueden retornar a esas localidades.

En el área de restauración del INAH se encuentra un órgano de madera de cedro que estuvo en la parroquia de San Juan Bautista del municipio de Motul. El mueble tallado con motivos vegetales está notoriamente deteriorado.

La ceramoteca de la dependencia federal resguarda un número importante de objetos hallados en exploraciones de campo, zonas arqueológicas de Yucatán y de Campeche, pero también en terrenos donde se edificaron casonas de la época colonial.

Por ejemplo, más de 15 vasijas de barro de tamaños pequeño y mediano, y cientos de pedazos de barro en espera de ser restaurados, fueron hallados en Chocholá, y en el tramo Chanchocholá-Chactún.

Asimismo, tres ollas de barro, platos, vasijas y cántaros fueron encontrados en Libre Unión, municipio de Yaxkabá; mientras que un número importante de platos se aseguraron en el tramo de la carretera Motul-Cansahcab.

En la comisaría de Chunchucmil, que pertenece al municipio de Maxcanú, se encontraron tres cántaros; en tanto que el INAH obtuvo objetos similares en el sitio de Yaxuná, cercano a Chichén Itzá.

El área de ceramoteca resguarda diversos objetos de barro cuarteados de la zona arqueológica de Xcambó, ubicada en Telchac Puerto, así como otros con las mismas características descubiertos en Opichén.

El INAH encontró vasijas de barro en Tunkás, mientras que en el municipio de Quintana Roo (Yucataán) obtuvo tres objetos de barro similares a un lek, y en Sinanché se hallaron platos con una base de tres patas.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia también resguarda un cántaro de barro de tamaño mediano hallado en Sudzal, mientras que en Izamal se encontraron decenas de piezas obtenidas en los predios ubicados en la calle 27 número 297-A por 28; asimismo, en el predio ubicado en la calle 39 sin número de la colonia San Marcos, y otros en la construcción de un supermercado.

Piezas ‘importadas’

En la entidad, el INAH también resguarda cientos de objetos encontrados en Campeche, algunos ya fueron restaurados y otros permanecen agrupados en cajas de cartón.

Entre estos objetos figuran dos vasijas halladas en Becan y Chicanná, Campeche, así como otros objetos que fueron asegurados en la zona arqueológica de Calakmul, recientemente declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios