22 de Septiembre de 2018

Mujeres golpean a enfermera del IMSS por no atenderlas

Mujeres agarran a golpes a una enfermera del IMSS por grosera, el altercado sucedió en la Unidad de Medicina Familiar No. 58.

Los servicios de salud, rebasados por los casos de chikungunya. En la Unidad de Medicina Familiar No. 58 sucedió un altercado entre enfermera y pacientes. (Milenio Novedades)
Los servicios de salud, rebasados por los casos de chikungunya. En la Unidad de Medicina Familiar No. 58 sucedió un altercado entre enfermera y pacientes. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Mujeres golpean a enfermera del IMSS por no atenderlasCompartir en Twiiter Mujeres golpean a enfermera del IMSS por no atenderlas

C. Robles; W. Chi/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Los derechohabientes del IMSS que acuden a consulta con síntomas de chikungunya esperarán entre seis y 10 horas para recibir atención médica, pues los servicios de consulta familiar ya tienen agenda saturada hasta con una semana de anterioridad.

Niños, mujeres, hombres y personas de la tercera edad que llegan con temperatura arriba de 38 grados en busca de una consulta familiar son mandados a “espera” médica para ser atendidos.

Ayer se suscitó un altercado en las instalaciones de la Unidad de Medicina Familiar No. 58 del Instituto Mexicano del Seguro Social, pues la demora ante la tardanza en la atención y la actitud del personal médico con los derechohabientes generó un enfrentamiento entre una enfermera y dos pacientes.

Alrededor de las 08:30 horas, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública se presentaron a esa clínica, ubicada en la calle 42 entre 127-B y 131 del fraccionamiento Serapio Rendón, porque dos mujeres golpearon a una enfermera.

Juanita T. M., de 45 años, y Georgina T. P., de 42, vecinas de la colonia Canto, dijeron que la auxiliar médica Bárbara del S. V., quien se encarga de la atención de pacientes en el área de urgencias de la clínica, las trató de modo grosero, déspota y negligente.

Los hijos de ambas presentaban fiebre, dolor articular y aparición de ronchas en varias partes del cuerpo. La sala estaba abarrotada con otros pacientes que presentaban los mismos síntomas.

Luego de dos horas de espera, las madres de los jóvenes discutieron con la enfermera en demanda de pronta atención médica y de las palabras pasaron a las bofetadas.

Por otra parte, en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 20 de Ciudad Caucel,  los servicios médicos de salud para atender a personas con estos cuadros febriles no se dieron abasto.

En el turno matutino por lo menos unas 20 personas con estos cuadros de síntoma parecidos al chikungunya (fiebre arriba de los 38 grados, dolor de huesos y articulaciones), asistieron en busca de una consulta pero grande fue su sorpresa pues tuvieron que esperar más de siete horas para ser atendidos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios