16 de Agosto de 2018

Yucatán

Conoce los signos de alarma en un recién nacido

Son signos de peligro si un bebé está somnoliento, irritable, con vómitos, convulsiones, sin hambre y respiración agitada, entre otros.

Especialistas recomiendan que la madre debe ser educada, antes de salir del hospital, para reconocer los signos de peligro en un recién nacido. (Archivo/SIPSE)
Especialistas recomiendan que la madre debe ser educada, antes de salir del hospital, para reconocer los signos de peligro en un recién nacido. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Conoce los signos de alarma en un recién nacidoCompartir en Twiiter Conoce los signos de alarma en un recién nacido

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La función y coordinación de la respiración, la circulación, los cambios en orina y heces; los signos vitales, los cambios físicos en los recién nacidos y saber interpretarlos para tomar acciones para modificar aquello que sea anormal, es labor de los neonatólogos, señaló Gerardo Cabrera-Meza, director Médico del Programa Internacional de Neonatología del Texas Children’s Hospital.

Asimimismo explicó que antes de la madre salga del hospital, debe ser educada para reconocer los signos de peligro en un recién nacido.

El profesor de pediatría del Baylor College Of Medicine, quien participó como ponente en el XIV Congreso Internacional de Pediatría “Temas Selectos de Neonatología y Puericultura”, explicó que muchas madres no saben reconocer estos signos, los cuales se dan cuando el bebé se encuentra somnoliento, duerme mucho, rechaza la alimentación, respira rápido, presenta vómitos persistentes, está irritable, con fiebre y convulsiones. 

Agregó que ante estos signos, la madre deberá llevar al bebé de manera inmediata al hospital, ya que en esta etapa de los bebés es de gran importancia el apoyo familiar, en especial de las abuelas, que pueden auxiliar a las madres primerizas a detectar los signos de alarma. 

“Entre lo que no se recomienda es que la madre duerma con el bebé. Una mujer cansada, que atiende a otros hijos, al esposo y se encarga las labores del hogar, al quedarse dormida puede asfixiar al niño, el cual deberá estar en su cuna y se le deberá colocar boca arriba”, detalló.

Otro tema sobre el que impartió la ponencia fue “La piel del neonato”, en la que comentó que los médicos deben ser capaces de reconocer problemas que pueden ser transitorios, como manchas o lunares de nacimientos, o que representen síndromes o condiciones anormales, que requieran tratamiento.

“Las madres deben recibir información al respecto de los tonos de la piel de los niños. Lo anormal es cuando un bebé está más amarillo de lo usual, que está azul, rojo o muy pálido. Tenemos todo un arcoíris neonatal de las patologías de los bebés.

"Algunas madres primerizas no siempre detectan estos signos, pero para eso tenemos toda la ciencia de la ‘abuelología’, las abuelas sirven mucho de consejeras”, apuntó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios