12 de Diciembre de 2017

Yucatán

Agentes de SSP se 'mueren de risa'

El Patronato Pro Hijo del Policía imparte terapias grupales de risoterapia a los miembros de la corporación. El estrés incrementa la agresión.

El buen humor se hizo presente durante el curso contra el estrés en el auditorio de la Secretaría de Seguridad Pública. (Milenio Novedades)
El buen humor se hizo presente durante el curso contra el estrés en el auditorio de la Secretaría de Seguridad Pública. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Agentes de SSP se 'mueren de risa'Compartir en Twiiter Agentes de SSP se 'mueren de risa'

Luis Fuente/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- La salud laboral es un tema para la Secretaría de Seguridad Pública por lo que el Patronato Pro Hijo del Policía decidió impartir terapias grupales específicamente de Risoterapia a los elementos de la corporación para bajar el alto estrés que les ocasiona el desempeño de sus labores diarias al enfrentarse a la delincuencia, que luego podría ocasionar problemas familiares.

La presidenta de este organismo, María Angélica Fernández de Saidén, indicó que este curso –que inició ayer y culmina hoy con especialistas en Risoterapia del Patronato Pro Hijo del Policía en Valladolid–, tiene como finalidad ayudar a los elementos que día a día están al servicio de brindar seguridad en Yucatán.

“Los ciudadanos suelen en ocasiones ser muy exigentes, a veces no entienden que los policías también son seres humanos y hacen todo lo posible por mantener a la entidad con estos niveles de seguridad”.

La exigencia a la que están sometidos los agentes en el cumplimiento de su deber produce un estrés que es necesario canalizar para que luego no se vuelva un problema familiar, porque el elemento llega de mal humor a su hogar.

Señaló que en esta primera etapa el curso es para 80 personas y se pretende que más adelante se imparta a más elementos.

El taller de Risoterapia ayudará al agente a bajar el estrés y no llegar de mal humor a su hogar 

“Quisiéramos que fuera para los cuatro mil agentes, eso se planeará para que cuando menos la mayoría pueda acceder”, enfatizó.

Explicó que son grupos de 20 personas que son apoyadas por un especialista y la dinámica consiste en que los asistentes cuenten una de sus experiencias o problemas más graciosos, para que el resto del grupo tenga un momento de diversión, y a la vez la persona que narre el incidente chusco se olvide de sus problemas.

Generalmente se cuentan cosas que ahora parecen graciosas, pero que cuando sucedieron pusieron en riesgo a los involucrados, indicó.

Reír afloja miles de músculos de la cara y proporciona un inmenso bienestar que contagia al entorno, al dirigirlo con técnicas profesionales se obtienen resultados positivos en el manejo de estrés, expresó la psicóloga Alma Liliana Aké Puc, quien es la instructora de este curso.

La profesional manifestó que la Risoterapia impactará directamente en el entorno familiar del policía, pues le ayudará a bajar el estrés y no llegar de mal humor a su hogar y desquitarse con su familia. La risa es algo nato y ayuda a la oxigenación de las personas y a su relajamiento”, insistió.

Estudios a nivel nacional indican que el estrés incrementa los niveles de agresión y la risa contribuye a liberarlo, por tal motivo esta dependencia pretende disminuir la agresividad de la gente a través de este taller.

El taller los desconecta de las cargas laborales

Por otro lado, agentes de la Secretaría de Seguridad Pública señalaron que el taller de Risoterapia les sirvió para “desconectarse” de las cargas de trabajo a las que son sometidos y mostrarse como realmente son como personas.

El policía Eustaquio Ku, quien participó en el primer turno del taller de Risoterapia que se imparte a los elementos de la SSP en el auditorio de la corporación, comentó que el curso le hizo relajarse y olvidarse de los problemas que conlleva el trabajo que realizan a diario.

“Cuando estamos en servicio, estamos muy concentrado en acatar las órdenes, realizar los operativos, por lo consiguiente somos sometidos a mucho stress, pero en esta “probadita” de la risoterapia me hizo olvidar todo ello y mostrar como soy realmente como persona”, enfatizó.

“Lo que más me sorprendió es que, en un ambiente de risas y desinhibición, todo estaba perfectamente orquestado, incluida la música.

”Me refiero a que percibí que todo lo que ocurría tenía su porqué y para qué, sin perder la frescura, el fluir y la improvisación, pues la energía era dirigida con maestría según requería cada momento. Sin duda, que todo esto se conjugue en perfecta armonía”.

Otro agente que participó en esta dinámica señaló: “Para mí, el taller de Risoterapia fue liberador. Al principio te encuentras con un grupo de personas que no conoces y estás esperando a ver qué pasa. Al cabo de 10 minutos la energía empieza a fluir, la gente se relaja, deja atrás sus miedos, su vergüenza, sus problemas y llega un momento de relajación absoluta.

Beneficio mental y emocional

Se conoce como Risoterapia a una estrategia o técnica psicoterapéutica tendiente a producir beneficios mentales y emocionales por medio de la risa. 

No puede considerarse una terapia, ya que no cura por sí misma enfermedades, pero en ciertos casos logra sinergias positivas con las curas practicadas. 

Se trata en general que las sesiones de risoterapia se practiquen en grupo aprovechando el contagio de persona a persona, ya que reír en grupo no es lo mismo que hacerlo solos: de esta forma el efecto grupal estimula a los que normalmente no reirían, en todo la Risoterapia utiliza la risa la Unicef la utiliza para reanimar a niños que han sobrevivido a un desastre natural. A

ctualmente se reúnen en unos cinco mil “clubes de la risa” en más de 50 países, así como en centros de yoga, empresas y centros de trabajo, escuelas, asilos, hospitales, prisiones, gimnasios y clubes deportivos.

La risoterapia ayuda a desdramatizar las situaciones de la vida, desarrollando el espíritu competitivo y optimista.

Por eso las personas que realizan risoterapia aprenden a tener una mejor visión de sí mismos, de su entorno y de sus posibilidades.

Lo básico que se debe hacer es reírse un minuto durante tres veces al día. Aunque eso parezca muy poco es lo esencial para que una persona tenga una mayor calidad de vida, siendo la risa la mejor medicina preventiva sin ninguna contraindicación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios