19 de Junio de 2018

Yucatán

Yucatán un ejemplo en la seguridad vial: OMS

Destacan que la entidad pasó de una tasa de mortalidad por accidentes por vehículo motor de 14 por cada 100 mil habitantes, en 2010, a 12.

Entre las acciones preventivas para evitar percances viales se han implementado los retenes. (Milenio Novedades)
Entre las acciones preventivas para evitar percances viales se han implementado los retenes. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Yucatán un ejemplo en la seguridad vial: OMSCompartir en Twiiter Yucatán un ejemplo en la seguridad vial: OMS

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Las organizaciones Mundial de la Salud (OMS) y Panamericana de la Salud (OPS) ven en Yucatán un modelo a seguir en materia de seguridad vial, ya que ha quebrado la tendencia de incremento de accidentes en vehículo motor con base en acciones respaldadas con evidencia científica.

En Yucatán se pasó de una tasa de mortalidad por accidentes por vehículo motor de 14 por cada 100 mil habitantes, en 2010, a 12 en el año pasado.

El asesor internacional en seguridad vial para la OMS y la OPS, Roy Rojas Vargas, indicó que parte de estos efectos positivos, que han sido parte de un proceso de varios años, se debe a que se cuenta con una buena ley.

“Yucatán tiene una ley ‘dientona’, ya que a una sin dientes la población no percibe que se le puede sancionar ni que le pueden salvar la vida, y esto ya lo tienen”, apuntó.

Explicó que en la aplicación de la normatividad, las policías municipales y estatales se han capacitado y equipado, por lo que hoy tienen un nivel de experticia importante, “porque saben dónde están golpeando”, lo que es una forma de efectividad del trabajo que hace la Secretaría de Salud del Estado (SSE) y la Secretaría de Salud Pública (SSP).

En este sentido, señaló que, contrario a la mayoría de las ciudades del país, en donde la mortalidad se concentra en las capitales, en esta entidad no es el caso, pues Mérida es un lugar para caminar y amigable, la accidentalidad es la minoría, no es de riesgo.

En el país también disminuye el número de percances carreteros 

“Por este motivo, como parte del trabajo realizado desde 2008 de manera coordinada con el Gobierno del Estado, se decidió implementar una estrategia que tiene que ver fundamentalmente con los municipios conurbados; por eso se les han brindado alcoholímetros, equipamiento y capacitación para atacar el problema que está en la parte de las vías rápidas, y esto ha generado buenos resultados”, apuntó.

El experto mencionó que en el caso de México, por su tamaño y complejidad, es un país “continente”, es decir, cada Estado se comporta como un país y de acuerdo con el nivel de desarrollo de cada uno es la exposición al riesgo; a mayor flota vehicular y crecimiento habrá más exposición al riesgo.

Mencionó que en 2008 era un panorama desolador, el país llevaba una tendencia importante de incremento en la mortalidad, era el séptimo lugar en el mundo de muertes por accidente de tránsito.

No obstante, en el último informe de la OMS, pasó de una tasa de mortalidad de 20 en el informe de 2010, a una tasa de 14 personas muertas por cada 100 mil habitantes en 2012.

Eso significa que México está por debajo de la media para la región americana, que es de 16 por cada 100 mil habitantes.

“Lo que se hizo fue estabilizar la tendencia de mortalidad, y una de las metas de la política mundial es que países de América Latina y de Africa detengan el crecimiento de accidentes y luego comiencen a bajar la tendencia”, puntualizó Rojas Vargas.

México, dijo, ya se estabiliza, y en los próximos años, con el plan de acción del decenio por la seguridad vial, se espera empiece a reducir en forma importante.

Respecto a que no se destinaron este año recursos federales de salud pública para el programa de seguridad vial, que el año pasado recibió 500 mil pesos, Rojas Vargas señaló que esperan que en la siguiente asignación se obtengan fondos, ya que es sustancial abarcar el mayor número de acciones.

“Siempre que hay cambio de gobierno, usualmente los presupuestos los deja por norma la administración anterior, y por eso ahora estamos en lo que Costa Rica se llama el ‘raspado de la olla’, que es cuando se tiene que buscar de todos lados para atacar los principales problemas que tiene el Estado”, mencionó.

Rojas Vargas confió en que el próximo año haya recursos para Yucatán para el fortalecimiento de los programas preventivos de la Secretaría de Salud del Estado en seguridad vial.

Esquemas de trabajo
  • Desde 2008, la OMS y la OPS comenzaron a apoyar al Estado con diversos esquemas de trabajo para la prevención de accidentes.
  • Se han construido procesos, entre ellos el desarrollo de capacidad local, es decir, que la gente de los municipios entienda en qué consisten las prevenciones y las aplique.
  • También se han realizado una serie de levantamientos o encuestas para conocer de manera certera si la gente cumple con los lineamientos viales.

Quieren reducir a la mitad el índice de percances mortales

Por otro lado, la primera causa de muerte entre la población de 25 y 44 años en el Estado son los accidentes por vehículo motor, por lo que las autoridades de salud manifestaron la necesidad de seguir emprendiendo acciones a través del Programa de Seguridad Vial de Yucatán (Prosevy), a fin de reducir las defunciones que generan los percances viales.

El secretario estatal de Salud, Jorge Mendoza Mézquita, indicó que en Yucatán, a través de trabajando juntos por la Seguridad Vial, se pretende reducir en un 50 por ciento los accidentes y las muertes por esta causa, en un periodo aproximado de 10 años.

Dijo que en el marco del Plan Estatal de Desarrollo y por instrucciones del gobernador Rolando Zapata Bello, el compromiso se dirige a desarrollar acciones multisectoriales e integrales para la prevención y promoción de la seguridad vial.

"La mayoría de las personas que se quedan lesionadas o que fallecen son jóvenes”

“La finalidad es reducir las lesiones y pérdidas de vidas humanas relacionadas con accidentes de tránsito de vehículo de motor, con base en los determinantes sociales de la salud y en el marco del Decenio de acción por la seguridad vial”, precisó.

De esta forma, dijo, trabajan en la disminución del número de personas que conducen vehículos bajo la influencia del alcohol, utilizando algún tipo de distractor o a velocidades inmoderadas.

Mendoza Mézquita señaló que se difunde la necesidad de que usen el cinturón de seguridad todos los ocupantes de un automóvil, la sillas porta-infantiles y el casco todos los ocupantes de motocicletas. También se informa a los grupos vulnerables, como peatones, ciclistas y motociclistas, el respeto de las señales viales.

“Estas tareas se han realizado con la coordinación entre instituciones y municipios que trabajan en la capacitación del personal de seguridad en la prevención y atención de los accidentes, así como de la población civil interesada en mejorar la seguridad vial; se busca que compartan y convivan en las calles, y no competan por ellas”, puntualizó.

Por su parte, el director del Consejo Estatal de Prevención de Accidentes, Saúl López Quintal, indicó que lo importante es trabajar en la educación en seguridad vial para que las nuevas generaciones sepan que es un privilegio tener un vehículo y no es un arma.

Los accidentes de tránsito, un grave problema de salud

Mientras tanto, el subdirector para limitar el daño por accidentes del Consejo Nacional de Prevención de Accidentes (Conapra), Alfredo Ávila Juárez, señaló que los percances de tránsito son un grave problema de salud pública que actualmente se define como “violencia vial”, por lo que es necesario atender de manera multisectorial.

“Si no interactuamos todos desde nuestros diferentes ámbitos de competencia, no lo podremos sostener”, apuntó.

En el marco del Taller de Integración del Plan Regional Sur-Sureste “Juntos salvando vidas en las vialidades”, en el que participaron representantes de 10 entidades, el experto señaló que este es un evento importante al que le apuestan no sólo salvar vidas en la región, sino en todo el país.

En 2008, México era el séptimo lugar en el mundo de muertes por accidente de tránsito

“Vamos a disminuir el número de muertes con el trabajo consciente de cada uno, no podemos permitirnos que los niños y los jóvenes sigan muriendo por cosas que se puedan prevenir, porque la experiencia señala que de cada 10 accidentes nueve pueden prevenirse”, puntualizó.

Indicó que son 16 mil 600 muertes al año como consecuencia de un accidente vial, un promedio de 45 a 50 personas al día, lo que se podría comparar como si diariamente se desplomara un avión en el país.

“Qué pasaría si se desploma un avión al día, sería un escándalo mundial, y sin embargo, qué pasa, estamos acostumbrados a ver flores, cruces y veladoras en las esquinas y muchos de esos son en memoria de personas que han fallecido en un accidente vial”, explicó.

En este sentido, agregó que el problema es el poco grado de sensibilidad de la población, “nos acostumbramos a ver todo eso en las calles y a veces hasta de broma decimos, un borracho más; pero todas las consecuencias que trae un accidente, desde la lesión que cuesta a los sistemas de salud, mucho dinero para atenderlo”.

Desafortunadamente, dijo que una lesión no solo se queda en la atención médica y en la atención hospitalaria se quedan como un grave problema social y que queda para la familia. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios