10 de Diciembre de 2018

Yucatán

Yucatecos serán ordenados diáconos

Saúl Abraham, de Chichimilá, y Rigoberto Alfonso, coinciden en que Dios acudió a ellos antes de que ellos lo buscaran.

La misa de ordenamiento del Diaconado de Rigoberto Alfonoso Cruz Araujo y Saúl Abraham Che Chi será oficiada por el arzobispo de Yucatán, Emilio Carlos Berlie Belaunzarán. (Christian Ayala)
La misa de ordenamiento del Diaconado de Rigoberto Alfonoso Cruz Araujo y Saúl Abraham Che Chi será oficiada por el arzobispo de Yucatán, Emilio Carlos Berlie Belaunzarán. (Christian Ayala)
Compartir en Facebook Yucatecos serán ordenados diáconosCompartir en Twiiter Yucatecos serán ordenados diáconos

Martha Chan/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Luego de 12 años siete meses de sus estudios en el Seminario, dos jóvenes yuicatecos recibiránb el próximo martes 23 recibirán la ordenación de Diáconos Transitorios, primer paso para su ordenación sacerdotal.

La misa del ordenamiento del Diaconado de Saúl Abraham Che Chi y Rigoberto Alfonso Cruz Araujo, será oficiada por el arzobispo de YucatánEmilio Carlos Berlie Belaunzarán y estarán presentes el rector del Seminario Conciliar, Jorge Laviada Molina, miembros del equipo formados, integrantes del presbiterio, hermanas religiosas, familiares de los nuevos diáconos y la feligresía yucateca.

En entrevista concedida en la capilla de la Casa del Sacerdote, los seminaristas hablaron sobre la nueva vida que iniciarán en el camino que han elegido y sobre del Papa Francisco, quien con su nueva forma de llevar a la Iglesia ha sido un mayor motivo para ser hombres entregados al pueblo de Dios para renovar, fortalecer y consolidar al pueblo católico y, sin olvidar a los pobres.

Destacaron que una de las características que tiene el ministerio diaconal es el servicio a la caridad, de manera que el momento que vivirán el martes será significativo para su proceso vocacional, donde verán concertado su opción de vida.

Comentaron que Dios tiene sus maneras, sus caminos, todos distintos, pero en cada uno hay una gran riqueza y sobre todo cuando el Señor llama hasta de las cosas menos esperadas, él tiene una esperanza y forma jóvenes y hombres al servicio de su iglesia.

El llamado del Señor

Saúl Abraham, es de Chichimilá, tiene 27 años, explicó que sintió el llamado de Dios desde pequeño, inició siendo monaguillo, debido a que su familia es muy religiosa.Ingresó al Seminario Menor a los 14 años, luego paso al Mayor y tras 12 años siete meses será ordenado diacono. 

-Las cosas no surgen al azar, ha sido Dios quien ha ido moldeando la historia y se confirma que Dios regala a su pueblo instrumentos que puedan hablar de él y se confirma con este paso vocacional-, dijo Che Chi.

Por su parte Rigoberto Alfonso, de 33 años, ingreso al Seminario Mayor en el año 2000, en un principio desconfió del llamado del Señor, pero luego de reflexionar se inserta de manera clara en su mente que Dios lo llama a la formación sacerdotal.

-Este es el primer paso, el diaconado transitorio hacia el ministerio sacerdotal y de esta manera  comienzo a ver concretada toda esta aventura, todo este anhelo e ilusión por el sacerdocio-, manifestó Cruz Araujo.

Che Chi, es hijo de los señores Romualdo Che Tuz y Elda María Chi Uc, es el tercero de cinco hermanos. Cruz Araujo, es hijo de los señores Rigoberto Cruz Flota (q.e.p.d) y la señora Lourdes Araujo Pérez.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios