12 de Diciembre de 2018

Opinión

Zona de confort... Triángulo de las Bermudas

El Poder de la Pluma.

Compartir en Facebook Zona de confort... Triángulo de las BermudasCompartir en Twiiter Zona de confort... Triángulo de las Bermudas

Cuando hablamos de la zona de confort, estamos refiriéndonos a ese estado mental en el cual estás extremadamente cómodo y además nada te falta. La conformidad es una característica de estar empantanado aquí, consciente o inconscientemente. Si hablamos de estar en la zona y de no percatarte que estás en ella, tienes que realizar un esfuerzo para autoanalizar esto y darte cuenta para que tomes una decisión, pero si hablamos de que te encuentras ahí por decisión propia, ahí, justo ahí, es donde quiero enfocar el tema de hoy y hacerte ver algunas cosas.

Aquí 5 cosas que te van a suceder quedándote en tu zona de confort:

1.- Estancamiento.- Conforme vaya pasando el tiempo, te darás cuenta que tu desarrollo y crecimiento estarán totalmente estancados. Por razones obvias te sentirás limitado en extremo para realizar actividades que le traigan provecho a tu vida, tanto profesional como personal.

2.- Arrepentimiento.- Mirarás a la gente a tu alrededor que se atrevió a hacer lo que tú no quisiste: acrecentar su conocimiento y progresar en su vida. Esto causará que te empieces a preguntar por qué decidiste quedarte donde estás, seguido de un arrepentimiento total.

3.- No control sobre tu vida.- Aunque parezca que estar en una zona de confort significa tener todo controlado, notarás que cuando suceda algún acontecimiento fuera de ese círculo en el que te mueves causará un total caos en tu vida que no podrás controlar, pues no has tenido nada igual antes.

4.- Falta de inspiración.- La zona de confort se vuelve tan monótona que será difícil que logres inspirarte en cualquier caso. Trabajas y te mueves como reloj, sincronizadamente, y a tu cerebro se le olvida lo que es decidir, crear, inventar. La monotonía es un asesino silencioso.

5.- Empobrecimiento de autoestima.- Estancado, arrepentido, sin control y falto de inspiración, llega lo inevitable: la baja autoestima y, en ocasiones, la depresión, tristemente causadas por ti mismo, pues decidiste lo “fácil” y lo “seguro”. Pero esto tiene consecuencias.

Estas son algunas de las consecuencias de quedarte en lo que tú llamas tu zona de confort. Si lo hiciste conscientemente y lo analizaste, te felicito, pero no vale quejarse después. Atrévete a salir y goza lo hermoso que hay fuera.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios