27 de Abril de 2018

Mundo

'A la fuerza' libera y absuelve Irak a 335 civiles

Tras casi un mes hicieron efecto multitudinarias demandas de grupos suníes que dijeron sentirse discriminados por el gobierno liderado por un chiíta.

Iraquíes musulmanes suníes gritan consignas durante una protesta contra la discriminación. (EFE)
Iraquíes musulmanes suníes gritan consignas durante una protesta contra la discriminación. (EFE)
Compartir en Facebook 'A la fuerza' libera y absuelve Irak a 335 civiles Compartir en Twiiter 'A la fuerza' libera y absuelve Irak a 335 civiles

EFE
BADGAD, Irak.- Las autoridades iraquíes anunciaron hoy la liberación en la última semana de 335 presos, en respuesta a las demandas de los grupos suníes, que desde hace casi un mes protagonizan multitudinarias protestas al sentirse discriminados por el gobierno encabezado por el chií, Nuri al Maliki.

En una rueda de prensa en Bagdad, el viceprimer ministro iraquí Husein al Shahrastani, que preside la comisión ministerial formada el pasado 8 de enero para estudiar "las demandas legítimas" de los manifestantes, explicó que los reos fueron también absueltos de las acusaciones en su contra.

En este marco, Al Shahrastani pidió a las fuerzas de seguridad que no se precipiten a la hora de detener a civiles y que centren sus esfuerzos en arrestar a los terroristas y a los verdaderos delincuentes.

El viceprimer ministro, que no detalló las acusaciones que pesaban sobre los liberados, destacó en su intervención que esta iniciativa responde a las demandas de las últimas manifestaciones de los suníes.

En cuanto al resto de los detenidos, Al Shahrastani explicó que su comisión ha solicitado al Ministerio de Interior que se revisen estos casos para tomar una decisión lo antes posible, al tiempo que expresó sus disculpas por la demora.

Las provincias de mayoría suní de Niníve, Al Anbar y Salahedin son escenario desde hace semanas de multitudinarias manifestaciones, azuzadas por jeques religiosos y tribales para pedir la liberación de los detenidos sin cargos y la derogación de la ley antiterrorista, que consideran dirigida contra los suníes.

Las protestas estallaron en la provincia de Al Anbar y se extendieron a otras regiones tras la detención el pasado 20 de diciembre de varios guardaespaldas del ministro de Finanzas, Rafea al Isaui, integrante de Al Iraqiya, de tendencia laica e integrada por líderes suníes y chiíes.

Los suníes gozaron de privilegios durante el régimen del difunto dictador Sadam Husein, derrocado en abril de 2003, que oprimió duramente a los chiíes durante las tres décadas que estuvo en el poder. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios