23 de Septiembre de 2018

Mundo

Acusan a Gobierno de EU de lucrar con tragedia del 11-S

El cobro de entre 20 y 25 dólares por la entrada al museo genera polémica.

El memorial de víctimas del 11-S, inaugurado 10 años después de los atentados, está formado por dos enormes piscinas de la que sale agua y en cuyo borde están grabados los nombres de las víctimas. (Archivo/SIPSE)
El memorial de víctimas del 11-S, inaugurado 10 años después de los atentados, está formado por dos enormes piscinas de la que sale agua y en cuyo borde están grabados los nombres de las víctimas. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Acusan a Gobierno de EU de lucrar con tragedia del 11-SCompartir en Twiiter Acusan a Gobierno de EU de lucrar con tragedia del 11-S

Agencias
WASHINGTON, DC.- Quien quiera entrar en el museo dedicado a las víctimas de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Zona Zero deberá pagar: la propuesta de fijar un precio de entrada, de 20-25 dólares, hizo enfurecer a los familiares de las víctimas de las Torres Gemelas.

"Es ridículo, pedimos un monumento y ellos están tratando de sacar dinero, transformando en una operación comercial el peor día de la historia de Estados Unidos", dijo al diario Daily News un hombre, Jim Riches, cuyo hijo, que era bombero, perdió la vida en los atentados.

Según Riches, esta decisión es "repugnante".

Los gastos de construcción y gestión del museo subterráneo, que debería abrir las puertas en abril de 2014, son muy elevados, por lo que el consejo directivo aprobó una moción con la que se estableció que para visitarlo habrá que pagar.

Además, ya se propuso fijar el precio del ticket, entre 20 y 25 dólares. "Sacar dinero con la sangre de nuestros muertos es una vergüenza", claman los familiares.

Lo que también ha suscitado polémica es que se trataría de un precio obligatorio y no "aconsejado", como sucede en otros museos de la Gran Manzana, como el Metropolitan Museum.

Seguirá siendo gratuito, en cambio, el memorial del 11-S, inaugurado en coincidencia con el décimo aniversario de los atentados, en los que murieron casi tres mil personas.

Se trata de dos enormes piscinas de la que sale agua y en cuyo borde están grabados los nombres de las víctimas.

En tanto, al margen de la polémica, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, decidió dar una mano, concediendo un préstamo de 15 millones de dólares sin intereses al museo, cuyo coste, inicialmente fijado en 680 millones de dólares, sigue aumentando.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios