16 de Octubre de 2018

Mundo

Revelan detalles de accidente en submarino británico en 2011

El capitán del sumergible declaró que los miembros de la tripulación quedaron atrapados a temperaturas de 60 grados.

El submarino nuclear se encontraba a tres horas de Fuyaria, en los Emiratos Árabes Unidos. (Archivo/Reuters)
El submarino nuclear se encontraba a tres horas de Fuyaria, en los Emiratos Árabes Unidos. (Archivo/Reuters)
Compartir en Facebook Revelan detalles de accidente en submarino británico en 2011Compartir en Twiiter Revelan detalles de accidente en submarino británico en 2011

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- Surgen nuevos detalles del accidente de 2011 en el que decenas de miembros de la tripulación de un submarino nuclear de la Marina del Reino Unido quedaron atrapados a temperaturas de 60 grados, tras un fallo del sistema de aire acondicionado.

El capitán del submarino, Ryan Ramsey, que dejó la Marina Real en marzo tras 25 años de servicio, ha querido revelar detalles del incidente para destacar -afirma- lo "increíble" que es el servicio submarino secreto, informa 'The Telegraph'. 

Los marineros sintieron agotamiento a causa del calor cuando el aire acondicionado del submarino HMS Turbulent falló, momento en que ocho marineros comenzaron a padecer "condiciones peligrosas para la vida", ya que las temperaturas se elevaron a 60 grados de calor con un 100 por ciento de humedad mientras los ingenieros intentaban reparar el sistema, según publica el sitio web actualidad.rt.com. 

"Caminando por el barco vi cierto temor en los ojos de mi tripulación. Vi auténtica preocupación, porque no sabíamos cómo superar lo que pasaba. En realidad pensé que mi tripulación sufriría casos mortales", confiesa el capitán. 

El submarino nuclear se encontraba a tres horas de Fuyaria, en los Emiratos Árabes Unidos, hace años, cuando ocurrió el accidente. Ryan Ramsey tomó la decisión no volver a Fuyaria con un submarino nuclear 'roto' a causa de las consecuencias políticas, y por eso se sumergieron a una profundidad de más de 200 metros para reducir el calor. 

"No podíamos hacer nada. Si hubiera pedido ayuda por radio, habrían pasado horas hasta que nos hubiera llegado cualquier tipo de ayuda. Y para entonces la gente habría muerto". 

Durante 24 horas permanecieron sumergidos a esa profundidad hasta que los sistemas volvieron a la normalidad y la tripulación se recuperó. 

"No pasa un solo día sin que recuerde el dolor que sufrí al ver mi tripulación así. La gente iba a morir. Pero también recuerdo lo fantástico que fue verlos luchar contra la situación", confiesa Ryan Ramsey al periódico 'Plymouth Herald'.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios