18 de Noviembre de 2018

Mundo

Alfonso Portillo, primer expresidente guatemalteco extraditado

En México, el exmandatario evadió la justicia por el asesinato de dos profesores en Chilpancingo, Guerrero.

Portillo aseguró tener pendientes varios amparos en la Corte de Nueva York. (Agencias)
Portillo aseguró tener pendientes varios amparos en la Corte de Nueva York. (Agencias)
Compartir en Facebook Alfonso Portillo, primer expresidente guatemalteco extraditadoCompartir en Twiiter Alfonso Portillo, primer expresidente guatemalteco extraditado

Agencias
CIUDAD DE GUATEMALA.- Carismático líder político de Guatemala, Alfonso Portillo protagonizó el inédito juicio por corrupción a un expresidente y se convirtió en el primer exgobernante enviado ante la justicia de los Estados Unidos.

Una Corte de Nueva York consiguió este día la extradición de Portillo, quien gobernó de 2000 al 2004, para juzgarlo bajo cargos de conspirar para lavar dinero por alrededor de 70 millones de dólares.

Según la acusación de la justicia estadunidense, Portillo utilizó el sistema bancario de ese país para transferir a cuentas personales el dinero que era de recursos públicos, en el tiempo en que gobernó, según informó Notimex.

El expresidente guatemalteco, en breves declaraciones antes de abordar la avioneta del gobierno de Washington que lo sacó del país, se dijo víctima de "secuestro" y de una ilegalidad pues todavía tenía pendientes de resolución amparos contra el pedido de la Corte de Nueva York.

Portillo, conocido como el "pollo ronco" -por su peculiar timbre de voz- en su época de las campañas políticas por el Congreso y la Presidencia de la República, nació el 24 de septiembre de 1951 en el departamento de Zacapa, región oriental del país.

Portillo ganó el respaldo de las clases populares gracias a sus encendidos discursos públicos

En su etapa de estudiante se identificó con la lucha guerrillera y, reconocido por su militancia izquierdista, salió de Guatemala y se radicó en México para ponerse a salvo de la represión militar que en la década de los 80 combatía en forma feroz a la insurgencia.

En México vivió en Chilpancingo, Guerrero, y estudió en la universidad del estado. Como maestro en 1982 se vio involucrado en un tiroteo y fue acusado de matar a dos colegas bajo el calor de los tragos. Argumentó defensa propia y pudo evadir la justicia mexicana.

Se recibió en la carrera de Ciencias Jurídicas y Sociales en la Universidad Autónoma de Guerrero y obtuvo un doctorado en Ciencias Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México

En 1989 retornó a Guatemala y se volvió un activo político. Se inscribió en el Partido Socialista Democrático (PSD) y luego se pasó al influyente partido Democracia Cristiana Guatemalteca (DCG), que gobernó con Marco Vinicio Cerezo Arévalo (1986-1991).

En 1993 fue nombrado secretario general de la DCG y un año después se convirtió en líder en el Congreso, en donde encabezó las comisiones de Asuntos Municipales, Economía, Comercio Exterior e Integración Parlamentaria, entre otros cargos.

En 1995 abandonó la DCG tras denunciar prácticas de corrupción en dicho partido venido a menos, y comenzó acercamientos, en otro tiempo impensables, con la organización política del exgobernante de facto (1982-1983), general retirado Efraín Ríos Montt.

El derechista Frente Republicano Guatemalteco (FRG), fundado y dirigido con mano de hierro por Ríos Montt, postuló a Portillo ante la imposibilidad constitucional de que el exdictador optara a la presidencia.

En 1995, con apenas tiempo para la campaña política, Portillo hizo un brillante papel por sus encendidos discursos que le ganaron el respaldo de las clases populares de Guatemala. Perdió por poco margen la elección presidencial ante Alvaro Arzú (1996-2000).

Para las elecciones generales de cuatro años después (1999), y dueño de gran arrastre popular, Portillo fue postulado por segunda vez consecutiva a la presidencia por el FRG. Arrasó en las urnas y venció en segunda vuelta al candidato oficialista Oscar Berger.

Asumió el 14 de enero de 2000 para un mandato de cuatro años, que desde un principio dio muestras de corrupción atribuidas a los allegados al general Ríos Montt, a quien muchos consideraban el "poder tras el trono", entonces diputado y titular del Congreso.

Al concluir su administración en enero de 2004, se incorporo como diputado asignado del Parlamento Centroamericano, pero perdió un juicio y le fue retirada la inmunidad parlamentaria.

Absuelto y capturado

Antes de que se anunciara una orden de captura en su contra, en medio de una investigación por corrupción, Portillo huyó el 18 de febrero de 2004 a México, tras viajar por tierra desde Guatemala a El Salvador, donde abordó un avión con destino a la capital mexicana.

Comenzó entonces un prolongado y accidentado proceso de la justicia guatemalteca para obtener su extradición desde México, que logró el 8 de octubre de 2008 cuando fue enviado al país centroamericano.

Puesto a disposición de un juez guatemalteco, el exmandatario logró su libertad el mismo día al ser beneficiado con una fianza de un millón de quetzales (120 mil dólares).

El nueve de mayo de 2011, el Tribunal Undécimo de Sentencia Penal absolvió al ex gobernante del delito de malversación de 120 millones de quetzales (15 millones de dólares) del presupuesto del Ministerio de la Defensa.

La justicia confirmó en segunda instancia la sentencia a favor de Portillo y sus exministros de Finanzas y de la Defensa, absueltos del delito de peculado. Los exfuncionarios recuperaron su libertad, menos el exmandatario con el juicio pendiente de extradición.

Portillo, en libertad bajo fianza, fue capturado el 26 de enero de 2010 cuando se disponía a abordar una lancha para evadirse a Belice. La justicia admitió la solicitud de captura con fines de extradición pedida concedida por Estados Unidos.

En noviembre de 2011, el presidente Alvaro Colom (2008-2012), quien tenía la facultad de negar la extradición de Portillo, firmó la resolución en contra del exgobernante, con lo cual allanó el camino para su expulsión a Estados Unidos.

Portillo, que lucía físicamente muy desmejorado, antes de subir a la avioneta que lo sacó de Guatemala adelantó que en los tribunales estadunidenses se defenderá "con todo lo que tengo" y prometió volver a su país.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios