18 de Septiembre de 2018

Mundo

¿Langostas tienen más olfato que los perros?

Pese a ser una plaga para las cosechas, estos insectos también pueden ser de utilidad en las seguridad nacional.

Sensores colocados en las langostas pueden monitorea la actividad neuronal cuando en su entorno detectan olores, según una investigación de la Universidad de San Luis; el responsable del estudio es Baranidharan Raman, quien publicó la imagen en la página web de la universidad.
Sensores colocados en las langostas pueden monitorea la actividad neuronal cuando en su entorno detectan olores, según una investigación de la Universidad de San Luis; el responsable del estudio es Baranidharan Raman, quien publicó la imagen en la página web de la universidad.
Compartir en Facebook ¿Langostas tienen más olfato que los perros? Compartir en Twiiter ¿Langostas tienen más olfato que los perros?

Agencias
​MOSCÚ, Rusia.- La Oficina de Investigación Naval del Departamento de la Armada de Estados Unidos invirtió 750 mil dólares en un proyecto llevado a cabo por investigadores de la Universidad Washington en San Luis, encargados de modificar langostas para que detecten bombas y artefactos explosivos de manera remota, informa el portal de la institución.

El sistema olfativo de estos insectos con antenas que detectan componentes químicos es muy desarrollado, señala Baranidharan Raman, profesor de ingeniería bioquímica de la universidad.

El equipo planea observar la actividad neuronal de las langostas mientras se mueven libremente y decodifican diferentes olores a su alrededor.

Además, los investigadores planean utilizarlas como sistemas biorrobóticos para recoger muestras al aplicar un 'tatuaje' de seda biocompatible en las alas de los insectos, que generaría un leve calor y ayudaría a controlarlos a distancia, dirigiéndolos hacia los lugares necesarios.

Los científicos llevan varios años estudiando cómo se perciben y se procesan las señales sensoriales en el cerebro de las langostas y descubrieron que los olores impulsan la actividad neuronal que les permite incluso identificar un olor particular entre otros.

Además, descubrieron que los insectos entrenados para reconocer ciertos olores podrían detectarlos en situaciones complejas.

Pese a que para la detección de diferentes olores actualmente se usa más el olfato canino, el entrenamiento de perros es más complicado y requiere más tiempo, destaca Raman.

Además, son necesarios procedimientos de decodificación para extraer la información relevante de los sistemas biológicos.

En ese sentido, los insectos que atemorizan a los agricultores, en el futuro podrían convertirse en miembros plenos de la Armada estadounidense.

(Información de actualidad.rt)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios