25 de Septiembre de 2018

Mundo

Aniversario de la muerte de Indira Gandhi, sin ceremonias

El gobierno del dirigente de derecha Narendra Modi, que derrotó al partido de Gandhi en las elecciones de mayo, no tiene previstas ceremonias..

Indira Gandhi fue asesinada en Nueva Delhi por dos guardaespaldas sikh el 31 de octubre de 1984. (rayaprolu.wordpress.com)
Indira Gandhi fue asesinada en Nueva Delhi por dos guardaespaldas sikh el 31 de octubre de 1984. (rayaprolu.wordpress.com)
Compartir en Facebook Aniversario de la muerte de Indira Gandhi, sin ceremoniasCompartir en Twiiter Aniversario de la muerte de Indira Gandhi, sin ceremonias

Agencias
NUEVA DELHI, India.- Una mañana de hace 30 años, el 31 de octubre de 1984, la premier india Indira Gandhi -hija y heredera política del estadista Jawaharlal Nehru- fue asesinada en Nueva Delhi por dos guardaespaldas sikh.

Pocas horas después del asesinato, estallaron en la capital india desórdenes en los que fueron masacrados más de dos mil inocentes pertenecientes a esa minoría religiosa.

Para el 30 aniversario no están previstas conmemoraciones oficiales del gobierno del dirigente de derecha Narendra Modi, que derrotó al partido de Gandhi en las elecciones de mayo, según publica ansa.ir.

De todos modos Modi no renunciará a celebrar el 125 aniversario del nacimiento de Nehru el mes próximo, pero sin la participación de Sonia -nuera de Indira- que renunció al comité de organización.

Cuatro meses antes de aquella trágica mañana, la "dama de hierro" había ordenado una sangrienta operación militar llamada "Blue Star" para eliminar a los militantes separatistas sikh atrincherados en el Templo de Oro de Amritsar, el "Vaticano" del sikhismo en el Punjab.

"Eran alrededor de las 10:00 horas y estaba por ir a la oficina -contó en una entrevista a ANSA Raghu Rai, el fotógrafo indio famoso por sus tomas de la Madre Teresa de Calcuta y las víctimas de Bophal- cuando me dijeron que corriera al All Indian Medical Indian Institute, adonde Indira había sido llevada con el cuerpo acribillado de proyectiles".

En esa época Rai trabajaba para la revista India Today y la agencia Magnum Photo. "Incluso si el anuncio oficial de la muerte llegó sólo al atardecer, toda la ciudad sabía lo ocurrido y una gran multitud se había reunido frente al hospital", recordó.

Junto con otros reporteros, "esperamos que llevaran afuera el cuerpo. Estábamos todos incrédulos. ¿Cómo era posible que una dirigente tan poderosa y que estaba en la brecha desde hacía 20 años hubiera podido ser asesinada? Era un shock que no habíamos vivido desde el asesinato de Mahatma Gandhi".

Una multitud participó en su cremación el 3 de noviembre, agregó Rai, que tomó una célebre foto de Rajiv -el hijo de Indira- mientras encendía la pira fúnebre.

"Sonia llegó con gafas oscuras y no dijo una palabra -agregó- mientras su primogénito, Rahul, estaba devastado por la desaparición de su abuela".

La violencia contra los sikh comenzó casi de inmediato: "Primero con algún incidente aislado, luego al día siguiente de manera sistemática con el incendio de casas y actos vandálicos".

Fue una página negra de la historia india. Todavía hoy las organizaciones sikh y las asociaciones de derechos humanos como Amnesty International piden condenar a los responsables de la masacre, que quedó impune.

Nacida en 1917 como hija única de Kamala y Jawaharlal Nehru, Indira se casó con un político llamado Feroze Gandhi, a quien conoció cuando era estudiante en el Reino Unido.

No hay vínculos de parentesco con Mahatma Gandhi, pero para muchos observadores el famoso apellido favoreció su ascenso político.

El presidente estadounidense Richard Nixon la llamaba "vieja bruja" porque en 1971 -después de haber animado con Tito y otros dirigentes el Movimiento de los No Alineados- firmó un acuerdo con la Unión Soviética". Pero para sus admiradores, era "el único hombre en el Partido del Congreso".

Entre los cientos de tomas de Rai, que en 2004 le dedicó un libro -"Indira Gandhi: a Living Legacy"- hay una que según el autor es emblemática del personaje: retrata a Indira de espaldas, sentada en el escritorio firmando papeles, mientras frente a ella una veintena de hombres del partido la miran obsequiosos.

Según Rai, "los Gandhi fueron la familia real de la India", pero tras la derrota electoral de mayo "su reinado terminó".

Para el 30 aniversario no hay ceremonias previstas ni siquiera en su casa museo de Safdarjung Road 1. "Organizaremos una conferencia -dijo a ANSA el director, Jaideep Thakur- para el centenario del nacimiento, dentro de dos años".

Cada día, entre siete mil y ocho mil visitantes llenan la casita blanca donde se exponen objetos personales, fotos de familia y recortes de diarios de Indira con dirigentes extranjeros.

Un "sendero de cristal" en el jardín recorre sus últimos pasos hasta la reja donde los agentes de guardia abrieron fuego. Estaba yendo hacia un edificio adyacente para ser entrevistada por el realizador Peter Ustinov para la BBC.

"Si hubiera pedido disculpas públicamente a los sikh por la operación Blue Star -cree Rai- probablemente habría escapado a ese destino". Pero en lugar de eso, después de esa mañana cambió también el destino de la India. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios