18 de Septiembre de 2018

Mundo

Buscan forenses a migrantes que no alcanzaron el sueño americano

Una organización de antropólogos recaba información genética de familiares de indocumentados desaparecidos en la frontera de EU.

Miles de inmigrantes centroamericanos llegan a México con la finalidad de llegar a EU. (Archivo/AP)
Miles de inmigrantes centroamericanos llegan a México con la finalidad de llegar a EU. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook Buscan forenses a migrantes que no alcanzaron <i>el sueño americano</i>Compartir en Twiiter Buscan forenses a migrantes que no alcanzaron <i>el sueño americano</i>

Agencias
GUATEMALA.- Una organización de antropólogos inició un proyecto para ayudar en la búsqueda de migrantes guatemaltecos que han desaparecido en la frontera de Estados Unidos cuando intentaban ingresar a ese país.

Fredy Peccerelli, director de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala, explicó a The Associated Press que desde hace tres meses iniciaron la recopilación de información genética de familiares de los desaparecidos para cotejarla con algunos cuerpos de fallecidos en la frontera de Estados Unidos.

"Vamos a aportar en la búsqueda de personas desaparecidas, que no necesariamente quiere decir que están fallecidos. Vamos a iniciar obteniendo muestras de ADN de familiares, estas muestras irán a una base de datos, serán cotejadas inicialmente con 900 cuerpos que tienen los forenses en Tucson Arizona, de personas que no han sido identificadas que han fallecido en la frontera", dijo Peccerelli.

Dijo que familiares de migrantes desaparecidos pidieron ayuda a la Fundación por cuanto "mucha gente a veces no confía en sus autoridades y no denuncia, por eso acuden a nosotros. Creemos que podemos aportarles".

Informó que ya se trabaja en un convenido con el gobierno guatemalteco para oficializar el proyecto.

A Paula Pérez, madre de Amilcar Orozco Pérez el proyecto le da una esperanza: la de encontrar a su hijo.

"Tenía 16 años cuando se vino, salió de Quetzaltenango, en junio de 2011, la última vez que tuvimos comunicación con él fue el 22 de junio, dijo que estaba en Sonora, México, iba con otros dos muchachos de la misma edad, llamó para pedir dinero para cruzar, pero ya no supimos de él", dice la madre vía telefónica desde Los Ángeles California, Estados Unidos. 

"La persona que contraté me lo perdió, me dijo que mi hijo se había extraviado, me dijeron mentiras sobre lo que les había pasado". 

Pérez, quien pagó a uno de los llamados "coyotes" para el viaje de su hijo, sostiene que su sentimiento de madre le dice que está vivo y que algún día llegará a su destino.

"A veces pienso que fueron traficantes de personas, he llegado a pensar que en algún lugar lo han de tener, lo tienen trabajando o está en un lugar que no pueda regresar", dice Pérez.

"Lo primero para los familiares es tratar de entender qué pasó con su ser querido, hasta hoy no hay una manera ordenada de recibir información, varios de los familiares han hecho su propia investigación, creemos que podemos ayudarles", explicó Peccerelli.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios