19 de Noviembre de 2018

Mundo

Aprenden policías turcos a usar gas lacrimógeno

Ministerio del Interior pide medidas más humanas a sus uniformados, como no disparar a quemarropa contra los manifestantes.

Por el mal uso de gas lacrimógeno ha muerto un manifestante y varios quedaron discapacitados. (Internet)
Por el mal uso de gas lacrimógeno ha muerto un manifestante y varios quedaron discapacitados. (Internet)
Compartir en Facebook Aprenden policías turcos a usar gas lacrimógenoCompartir en Twiiter Aprenden policías turcos a usar gas lacrimógeno

Agencias.
ESTAMBUL, Turquía.-  El Gobierno turco emitió una circular para pedir a los policías que no dispararen botes de gas pimienta directamente contra las manifestantes, ni a menos de 40 metros, una práctica que ha causado al menos un muerto y decenas de heridos en las últimas semanas.

De acuerdo al diario turco "Hürriyet", el Ministerio del Interior que está conformado por los gobernadores de todas las provincias de Turquía, determina que los botes de gas lacrimógeno se lanzarán a mano o se usarán un spray cuando los manifestantes se hallan a menos de 40 metros.

La nueva medida se aplica tras las reiteradas denuncias de las organizaciones no gubernamentales e instituciones europeas que piden un trato más humano hacia los manifestantes.

Por las malas prácticas de los uniformados al lanzar los gases lacrimógenos en mayo pasado, ha muerto un manifestante y decenas de personas perdieron un ojo; de hecho hay quienes todavía siguen muy graves.

La circular detalla que los agentes que no vistan el uniforme del Estado deberán identificarse con chalecos policiales. Esta medida deriva de las quejas sobre la supuesta participación de civiles armados con palos o porras.

La Fiscalía de Estambul informó que de 715 personas que han sido detenidas durante las protestas antigubernamentales, 179 fueron puestas a disposición judicial y 31 ingresaron en prisión preventiva, mientras que otras 57 se hallan en libertad con cargos.

Las protestas volvieron a surgir en Ankara cuando anoche un centenar de personas protestó contra la construcción de un teleférico en el parque Yunus Emre, en la que se prevé talar 35 árboles. La policía dispersó a los manifestantes con cañones de agua a presión y salvas de gas lacrimógeno.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios