20 de Septiembre de 2018

Mundo

Aprueba Senado su primer proyecto presupuestal desde 2009

Se incluyen incrementos de impuestos por casi 1 billón de dólares en la próxima década.

Paul Ryan, presidente del Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes. La sesión de las votaciones duró toda la noche.  (EFE)
Paul Ryan, presidente del Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes. La sesión de las votaciones duró toda la noche. (EFE)
Compartir en Facebook Aprueba Senado su primer proyecto presupuestal desde 2009Compartir en Twiiter Aprueba Senado su primer proyecto presupuestal desde 2009

Agencias
WASHINGTON, D.C.- El Senado de Estados Unidos aprobó ayer por estrecho margen su primer proyecto de ley presupuestaria en cuatro años, que incluye incrementos de impuestos por casi un billón de dólares en la próxima década.

El proyecto de presupuesto para el año fiscal 2014, aprobado por el Senado con mayoría demócrata desde que Barack Obama llegó al gobierno en 2009, estuvo a punto de quedar estancado, dio a conocer Milenio.

Con 50 votos a favor y 49 en contra, la Cámara Alta estadunidense aprobó durante la madrugada un presupuesto federal de 3.7 billones, tras someter a votación numerosas enmiendas durante toda la noche.

“Ha sido una hazaña hercúlea”, expresó Harry Reid, líder de la mayoría demócrata, al señalar que 100 enmiendas de las 560 presentadas fueron sometidas a votación en una sesión de 13 horas.

El proyecto, elaborado por Patty Murray, líder de la Comisión de Presupuesto del Senado, busca obtener un billón de dólares en ingresos en la próxima década, sobre todo a través del cierre de lagunas fiscales que benefician a los ricos, y el mismo monto en la reducción del gasto gubernamental.

Sólo cuatro demócratas votaron en contra de la medida, todos provenientes de estados clave para los comicios legislativos del próximo año.

La medida presupuestaria incluye, entre otros elementos, aumentos de impuestos por 975 mil millones de dólares, recortes modestos a diversos programas domésticos y una inversión de 100 mil millones de dólares en obras públicas para fomentar la creación de empleos.

La Casa Blanca afirmó que el presupuesto del Senado “creará trabajos y recortará el déficit de forma equilibrada” e instó a los legisladores a encontrar un “terreno común”, al tiempo que rechazó el plan republicano.

“El presupuesto republicano de la Cámara se niega a pedir la reducción de un sólo centavo del déficit a través del cierre de lagunas legales impositivas para los más ricos y mejores conectados, pero en cambio realiza profundos recortes en la educación y la industria al tiempo que pide a los mayores y a la clase media pagar más”, afirmó en un comunicado.

“No es un enfoque que apoyamos y no es un enfoque que apoya la mayoría del pueblo estadunidense”, continuó la oficina del Ejecutivo.

Por su parte, el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, elogió la votación.

“Tal vez no lo sientan por ahora, pero es uno de los mejores días en los últimos años”, estimó.

El portavoz republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, expresó que por cada dólar que se incrementara el techo de la deuda, se esperaba un recorte de un dólar en el gasto público, una idea a la que Obama se opuso.

La Cámara de Representantes aprobó el jueves pasado su propio proyecto de presupuesto, que apunta a alcanzar un equilibrio en la próxima década a través de importantes reducciones en el gasto federal, la revisión del seguro federal de salud Medicare y la derogación de la ley de salud promovida por Obama.

Al Congreso

Ambas versiones tendrán que ser armonizadas durante un proceso bicameral el mes próximo, cuando el Congreso reanude sus sesiones tras un receso de dos semanas.

Al ser medidas no vinculantes —son tan solo una hoja de ruta para el manejo del presupuesto federal—, los observadores han expresado poco optimismo de que ambos partidos puedan resolver sus diferencias sobre cómo reducir el déficit y fomentar el crecimiento económico.

Se prevé que el presidente Barack Obama presente su plan presupuestario para el año fiscal 2014 también en abril próximo y, según analistas, su contenido servirá de señal sobre la disposición de la Casa Blanca a negociar una solución a la crisis presupuestaria con los republicanos.

En general, los republicanos insisten en recortes masivos al gasto público para reducir el déficit, mientras que Obama y sus aliados demócratas argumentan que para llegar a esa meta también se deben aumentar los impuestos.

Tras la aprobación final del presupuesto, el Congreso tendrá por delante otras batallas, incluyendo una medida sobre el control de armas, la reforma migratoria y un aumento del techo de la deuda nacional.

Obama, por el control de armas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió ayer al Congreso votar favorablemente sendas propuestas sobre el control de armas, luego de que un elemento clave de su programa sufriera un revés en el Senado.

“Estas ideas no deberían ser controvertidas, son de sentido común”, dijo Obama en su alocución radial semanal. “Son respaldadas por una mayoría de estadunidenses. E insto al Senado y a la Cámara de Representantes a votarlas”, agregó.

Los comentarios surgen luego de que la Cámara Alta eliminara de un paquete de medidas la prohibición de fusiles de asalto, al tiempo que los demócratas reconocían no contar con suficientes votos para aprobarlo.

El paquete de proyectos de ley fue presentado después de la matanza en la escuela primaria Sandy Hook (Newtown, Connecticut) en diciembre pasado, en la que fallecieron 20 niños y seis adultos a manos de un joven armado.

Otras medidas bajo examen incluyen dificultar la adquisición de armas por parte de criminales y de personas con serias enfermedades mentales, además de penar a quienes compran armas con el propósito de revenderlas a delincuentes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios