22 de Septiembre de 2018

Mundo

Arabia Saudita 'altera' su calendario

El país donde el viernes era sagrado e intocable decide adaptarse a la rutina semanal del resto del mundo empujado por la globalización.

Los viernes son de estricta observancia religiosa para los practicantes del Islam. (Archivo/Agencias)
Los viernes son de estricta observancia religiosa para los practicantes del Islam. (Archivo/Agencias)
Compartir en Facebook Arabia Saudita 'altera' su calendarioCompartir en Twiiter Arabia Saudita 'altera' su calendario

Agencias
EL CAIRO, Egipto.- Arabia Saudita lanzó una revolución en la vida cotidiana, decidiendo que el fin de semana administrativo -es decir el oficial- caerá viernes y sábado y ya no, como desde tiempos inmemoriales, el jueves y viernes.

La decisión tiene motivos relacionados con exigencias económicas y financieras, para dar a Arabia Saudita en la época de la globalización los mismos "tiempos" de gran parte del resto del mundo, de acuerdo con Ansa Latina.

La revolución llegó mediante un decreto real adoptado por "interés público", fórmula que habla claro sobre la sufrida génesis de una decisión destinada a influir profundamente en la vida de un país fuertemente condicionado por la religión.

Para los musulmanes, el viernes el día más importante de la semana, dedicado a la plegaria y al recuerdo de quienes ya no están.

Por eso en muchos países árabes el viernes, así como el domingo para los cristianos y el sábado para los judíos, es el día en que la actividad laboral se detiene casi por completo.

La prescripción era respetada hasta hoy en los países musulmanes de estricta observancia, como Arabia Saudita, que sin embargo decidió cambiar ahora todo y adaptarse al calendario semanal de gran parte del mundo, ubicando el fin de semana el viernes y sábado.

Parteaguas

Probablemente, la decisión de Ryad abrirá camino a medidas semejantes en otros reinos o emiratos del Golfo.

En el decreto, las primeras estructuras afectadas por el cambio son la función pública y las instituciones financieras y económicas, comenzando por la Bolsa de Ryad y el Banco Central, que tendrán un día más -el jueves- para compartir con sus oficinas colegas occidentales.

En el otoño boreal, además, será el turno de escuelas y universidades.

Aunque no es un imperativo, la pausa del viernes (mientras el sábado se consideraba, como el sábado en Occidente, un "casi feriado") se respeta porque está en el centro de una de las suras más importantes, llamada "el joumouaa" (viernes, en árabe).

Se trata de la sura -considerada por los musulmanes palabra de Alá- que los islámicos escuchan, sea en radio o en la computadora, el viernes antes de empezar su actividad. Incluso en países como Túnez, donde hace tiempo el viernes no es festivo.

Por lo tanto, al no poder "tocarse" el viernes -día hábil y normal en Occidente- no quedaba más remedio que cambiar el jueves por el sábado como día festivo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios