20 de Octubre de 2018

Mundo

Transportistas 'doblegan' al gobierno de Argentina

Tras paralizar por varias horas el traslado de pasajeros, lograron iniciar un acuerdo sobre los salarios.

La suspensión del servicio de transporte en Argentina comenzó desde la madrugada y se prolongó hasta el medio día. (elnuevodia.com)
La suspensión del servicio de transporte en Argentina comenzó desde la madrugada y se prolongó hasta el medio día. (elnuevodia.com)
Compartir en Facebook Transportistas 'doblegan' al gobierno de ArgentinaCompartir en Twiiter Transportistas 'doblegan' al gobierno de Argentina

Agencias
BUENOS AIRES.- La mayoría de los servicios de transporte de pasajeros de Argentina paralizó el lunes durante varias horas en reclamo de modificaciones en el impuesto que se aplica a los salarios, una medida de fuerza que causó grandes trastornos en la población pero que al parecer surtió su efecto.

El paro, que comenzó en la madrugada y se extendió hasta el mediodía, paralizó el metro de Buenos Aires, por el que viajan un millón de personas promedio al día, los trenes, autobuses y vuelos, así como la recolección de basura, el suministro de combustible, el transporte de carga y las flotas marítima y fluvial en distintos puntos del país, informa The Associated Press.

Si bien la actividad se reanudó lentamente, en el caso de los vuelos de cabotaje los pasajeros afectados por la medida de fuerza denunciaron que las compañías aéreas reprogramaron sus viajes para fines de esta semana, justo en vísperas de Navidad.

Convocada por los gremios que integran la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, la huelga tenía por objetivo presionar al gobierno conservador de Mauricio Macri por las modificaciones al impuesto a las ganancias sobre los salarios, un reclamo que los trabajadores registrados vienen exigiendo desde hace años pero que se ha vuelto más insistente en un contexto de una inflación anual superior al 40% y de parálisis de la economía.

El paro logró su efecto puesto que horas después se anunció un principio de acuerdo del gobierno con los sindicalistas para elevar 23% la escala salarial a partir de la cual un trabajador debe pagar el impuesto a las ganancias. En el caso de los trabajadores casados, el nuevo mínimo no imponible pasaría de los 30 mil pesos brutos mensuales a 37 mil pesos (unos dos mil 300 dólares).

También se acordó que alquileres, horas extras de días no laborables y feriados queden exentos de este tributo.

***

Con esta mejora, el gobierno pretende desactivar en el Parlamento un proyecto de modificación del impuesto que, a su entender, generará un gran agujero fiscal al Estado. Esa iniciativa, impulsada por la oposición, fue aprobada en la Cámara de Diputados y debe ser tratada en los próximos días por el Senado.

El gobierno someterá el acuerdo alcanzado con los sindicatos a la revisión de los gobernadores --el impuesto a las ganancias es coparticipable entre las provincias, por lo que una reducción en lo recaudado puede afectar sus finanzas-- y si éstos dan su aval entonces se buscará que el Congreso lo refrende en lugar de la otra iniciativa opositora.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios