22 de Septiembre de 2018

Mundo

PETA promueve campaña para liberar a 'Lolita'

Una de las orcas más famosas del mundo, en cautiverio en un acuario de Miami, podría regresar a su hábitat natural.

Lolita, una de las orcas más famosas del mundo, en cautiverio en un acuario de Miami, podría regresar pronto a su hábitat natural gracias a los esfuerzos de grupos defensores de los animales, que planean una demanda legal de ser necesario. (Notimex)
Lolita, una de las orcas más famosas del mundo, en cautiverio en un acuario de Miami, podría regresar pronto a su hábitat natural gracias a los esfuerzos de grupos defensores de los animales, que planean una demanda legal de ser necesario. (Notimex)
Compartir en Facebook PETA promueve campaña para liberar a 'Lolita'Compartir en Twiiter PETA promueve campaña para liberar a 'Lolita'

Agencias
FLORIDA, EU.- Lolita, una de las orcas más famosas del mundo, en cautiverio en un acuario de Miami, podría regresar pronto a su hábitat natural gracias a los esfuerzos de grupos defensores de los animales, que planean una demanda legal de ser necesario, según informó Notimex.

Las orcas -como los seres humanos- acostumbran a vivir en familia y Lolita fue arrancada de su madre cuando tenía apenas cuatro años, argumentan las asociaciones defensoras de su libertad.

En una decisión muy esperada, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) del gobierno estadunidense anunció hace unos días que incluiría a las orcas residentes del sur en cautiverio en la lista de especies protegidas en peligro de extensión.

Eso significa que cubrirá a Lolita, una orca que ha estado en exhibición en el Miami Seaquarium desde 1970.

Cuando fue capturada era parte de la población de orcas residentes del sur que pasa gran parte del año en las aguas interiores del estado de Washington y Columbia Británica.

El fallo viene como parte de una petición de la organización PETA (Personas por el Trato Ético a los Animales) que cree que las condiciones en que vive Lolita, en un estanque mínimo al requerido y sin un compañero, viola la normativa de las especies protegidas.

PETA quiere que Lolita sea retirada y sea transferida a un santuario en las Islas San Juan de Washington y de ser posible sea liberada en su hábitat natural y para ello prepara “una acción futura” que bien podría ser una batalla legal, de ser necesario, apuntó en un comunicado.

Lolita, pesa 3.2 toneladas, y se le considera la orca en cautiverio más antigua de Estados Unidos

El fallo de la NOAA, que entrará en vigor en 90 días, es el último capítulo en una pelea que se remonta a décadas en la que han participado distintas asociaciones que defienden los derechos de los animales.

La campaña para liberar a Lolita ha atraído a personas de todos los sectores, desde celebridades a escolares y hasta un gobernador del estado de Washington pidiendo su regreso al noroeste del Pacífico.

También llega en un momento en que otra atracción acuática popular, SeaWorld, ha sido objeto de críticas por su tratamiento de las orcas.

Las orcas de SeaWorld son de una población salvaje diferente, y la instalación se ha comprometido a construir recintos más grandes para ellos.

Los responsables del acuario de Miami, por su parte, han dicho que no tienen planes de mudar a Lolita como consecuencia del fallo y han respondido que el cetáceo podría “no sobrevivir después de ser devuelta al medio natural”.

"Lolita, de 49 años está saludable y bien en su casa, donde ella comparte su hábitat con delfines blancos del Pacífico. No hay evidencia científica de que podría sobrevivir en un corral de mar o las aguas abiertas del Pacífico noroeste”, dijo Andrew Hertz, gerente del acuario de Miami.

"El liberar una ballena que ha pasado la mayor parte de su vida en cautiverio plantea muchas preocupaciones que necesitan ser cuidadosamente estudiadas", señaló en un comunicado.

"Estas preocupaciones incluyen la transmisión de enfermedades, la capacidad de los animales para encontrar adecuadamente los alimentos, la dificultad en la integración social, y que los patrones de comportamiento desarrollados en cautiverio podrían afectar los animales salvajes", apuntó.

"Los intentos anteriores para liberar las orcas y delfines cautivos a menudo no han tenido éxito, y algunos han terminado trágicamente con la muerte del animal en libertad", apuntó.

Uno de los ejemplares más famosos, el conocido como “Keiko”, cuya historia inspiró la película “Free Willy” (1993), que fue liberado en 2002 en aguas de Islandia, murió al año siguiente.

Estos cetáceos viven en promedio 50 años, pero pueden alcanzar el siglo y se cree que su madre de 86 años aún vive.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios