16 de Agosto de 2018

Mundo

Sujeto mata y 'esconde' a su esposa, tras engañarla con otra

El hombre primero dijo que la mujer había muerto de una sobredosis.

El esposa de la víctima, la mató de dos disparos en la cabeza. Foto: Infobae
El esposa de la víctima, la mató de dos disparos en la cabeza. Foto: Infobae
Compartir en Facebook Sujeto mata y 'esconde' a su esposa, tras engañarla con otraCompartir en Twiiter Sujeto mata y 'esconde' a su esposa, tras engañarla con otra

Agencia
Estados Unidos.- La tranquila ciudad de Fairfield, Maine, se vio alterada con la dramática historia de Luc Tieman y su esposa Valerie. Ambos vivían en la propiedad de los padres de ella, quienes el 9 de septiembre de 2016 -ya alarmados y temiendo lo peor- denunciaron que su hija de 34 años había desaparecido.

Interrogaron a Luc Tieman y le preguntaron si sabía qué había pasado con su esposa, y dijo que lo había abandonado y que se había marchado, aunque no sabía adónde ni por qué; y que ese 30 de agosto ambos habían ido a Walmart y que Valerie lo debía esperar en su furgoneta. Al salir del supermercado, atestiguó, ella ya no estaba, informa el portal Infobae.

También te puede interesar: Claman respuestas en asesinato de comunicadores en Guatemala

Once días después de la denuncia de sus padres, un perro de la Policía de Maine olfatearía algo que le llamó la atención, a 230 metros de la vivienda, en un bosque cercano. Logró descubrir un tramo de una manta naranja, negra y blanca. Envuelta en ella, semienterrada, estaba el cuerpo sin vida de Valerie.

La Policía de Maine volvió a entrevistar a Tieman. Esta vez, el hombre se mostró dolido. Dijo que la mujer había muerto por una sobredosis, y que era adicta a los opioides. Pero no le creyeron, de acuerdo con el diario Central Maine. "Vi cómo se inyectaba la jeringa en su brazo. Tenía heroína, comenzó a temblar y colapsó. La llevé, intenté darle una sepultura apropiada. No recuerdo todo", dijo a los detectives.

Foto: Infobae

Tieman explicó además que la había enterrado junto con sus pertenencias más preciadas, porque la amaba. "Era el sol y la luna" de su vida, repetía a quien lo quería escuchar.

El motivo del homicidio 

Valerie que dio con Tieman. Dos disparos: uno en su cabeza, el otro en el cuello. Al día siguiente de encontrado el cadáver de su ex esposa fue detenido. Salió bajo fianza.

Sin embargo, durante el juicio que terminó de encontrarlo culpable, salió a la luz la verdadera razón por la cual puso final a la vida de Valerie: quería estar con otra mujer y eligió la peor salida.

Inmediatamente después de haber asesinado a su esposa, el hombre -que sufrió estrés postraumático por haber participado de la Guerra de Irak– comenzó a seducir a otra mujer. Otra de las mujeres a las que intentó conquistar buscó comunicarse con Valerie para avisarle que su marido estaba siéndole infiel, pero jamás respondió.

Una tercera admitió que tuvo relaciones con Tieman después de una fiesta en una piscina. A los dos días, él se mudó con ella.

Foto: AP

Las pruebas contra el hombre eran contundentes y sus mentiras cambiaban a cada rato. Todos los restos hallados junto al cadáver de Valerie pertenecían a él, quien nunca negó haberla enterrado. Sus palabras finales antes de que el jurado emitiera su veredicto sonaron cínicas en los oídos de quienes debían determinar su culpabilidad: "El Estado me acusa de asesinar a mi hermosa esposa, Valerie Tieman, lo que no hice. Hubiera ayudado que ellos mostraran un motivo", concluyó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios