14 de Diciembre de 2017

Mundo

Así es la Antártida en el siglo XXI

En el sexto continente no hay guerras ni industrias ni muchas de las cosas del resto del mundo, pero las que hay valen mucho la pena.

En la Antártida hace tanto frío que incluso en el verano solo hay aproximadamente 10 mil personas viviendo en ese continente. En la foto, una comunidad científica argentina. (cofa.org.ar)
En la Antártida hace tanto frío que incluso en el verano solo hay aproximadamente 10 mil personas viviendo en ese continente. En la foto, una comunidad científica argentina. (cofa.org.ar)
Compartir en Facebook Así es la Antártida en el siglo XXICompartir en Twiiter Así es la Antártida en el siglo XXI

Gonzalo Franco/SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- Durante miles y miles de años, y hasta el principio del siglo XX, la Antártida era solo un gran pedazo de hielo desconocido para la gran mayoría de la Humanidad. 

Esa ignorancia tenía justificación, pues nadie vivía allí ni había tampoco los medios para llegar. 

Sin embargo, hoy en día, a pesar de la globalización y de los avances tecnológicos, millones de personas siguen pensando que no hay casi nada qué decir respecto a ese territorio blanco, sobre todo porque en general en los medios de comunicación tampoco se habla de aquél, excepto en casos relacionados con el deshielo y el medio ambiente en general.

En realidad la Antártida es muy interesante en varios sentidos, como a continuación veremos.

1.- Geografía y clima

La Antártida no siempre estuvo cubierta de hielo. Eso empezó a ocurrir hace unos 37 millones de años, cuando había pingüinos gigantes de unos dos metros de altura y 150 kilos de peso.

Tiene una superficie de 14 millones de kilómetros cuadrados, por lo que es incluso más grande que Europa (10 millones) y siete veces más grande que México.

El llamado sexto continente tiene una forma casi circular que incluye al Polo Sur y se ubica 'al sur' del mundo, por debajo de Sudamérica, de África y de Australia.

Es, además, el continente con la temperatura promedio más baja en todo el planeta (el mes más cálido no supera los 0 grados centígrados), alberga alrededor del 80 por ciento del agua dulce del mundo, y el espesor promedio del hielo que cubre la región es de 2,500 metros.

Durante seis meses hay luz solar todo el día, pero los otros seis meses el sol se mantiene oculto.

En la Antártida se registró en 2013 la que es hasta hoy la temperatura más baja registrada en la historia de la Tierra: -93.0 grados centígrados, en la planicie llamada Domo Argus. 

Por increíble que parezca, el helado continente cuenta con un volcán activo de 3,794 metros sobre el nivel del mar, llamado monte Erebus.

2.- Deshielo y yacimientos

Debido al calentamiento global, la Antártida pierde al año unos 152 kilómetros cúbicos de hielo, lo que ha derivado en un aumento del nivel del mar de unos 4 milímetros.

En la Antártida no solo hay hielo. Se ha descubierto desde petróleo y oro hasta carbón, antimonio, cromo, molibdeno y uranio, pero no se han explotado porque no resulta un buen negocio y porque va en detrimento del frágil ecosistema. También han sido hallados diversos meteoritos, el primero de ellos en 1912 y fue llamado Tierra Adelia.

3.- Historia lejana y reciente

La Antártida, que hace 160 millones de años estuvo unida al continente africano, así como a India, Australia, Nueva Zelanda y Sudamérica en el supercontinente llamado Gondwana, fue descubierta posiblemente por el explorador español Gabriel de Castilla, en 1603,sin embargo no comenzó a recibir turismo formal sino hasta mediados del siglo XX.

Hay registros de que desde hace por lo menos 400 millones de años ya había plantas en esta región. Se dice, de acuerdo a investigaciones científicas, que los paisajes en aquel entonces habrían sido similares a los que hoy vemos en Tazmania o Nueva Zelanda.

El 14 de diciembre de 1911, una expedición noruega liderada por Roald Amundsen llegó al Polo Sur, que es el punto 'central' de la Antártida a donde nadie había llegado nunca.Los múltiples vuelos realizados de 1928 a 1955 por el piloto estadounidense Richard E. Byrd Jr. permitieron conocer de una mejor forma el sexto continente.

La primer persona nacida en la Antártida fue el argentino Emilio Marcos Palma, el 7 de enero de 1978, en la llamada Base Antártica Esperanza.

4.- Vida animal y flora

Por sus condiciones naturales, la Antártida cuenta con pocas especies de plantas y, por lo tanto, de animales. De hecho, las pocas plantas que hay son de formas muy simples, como algas, musgos y líquenes, y las escasas plantas que dan flores al aire libre apenas crecen un par de semanas en el verano.

En cuanto a los animales, son pocos los que viven en tierra firme y más los que habitan en los océanos, como los pingüinos, el leopardo marino, las focas de Wedell, el bacalao antártico, la ballena azul y el calamar colosal. Este último puede llegar a pesar media tonelada y sus tentáculos pueden superar los 15 metros de largo.

También hay aves como el cormorán antártico, albatros y gaviotas.

Uno de los problemas más serios es que el calentamiento global está permitiendo que especies como cangrejos y tiburones, que antes se mantenían alejadas por el frío extremo, comiencen a invadir este ecosistema y así pongan en peligro la reproducción de las especies locales.

5.- Actualidad

Como ya dijimos, la Antártida es un ecosistema frágil, por lo que a la gente que reside ahí solo se le permite desarrollar actividades científicas, centradas más bien en el clima, así como hay pesca y turismo muy limitados.

Hoy hay alrededor de 30 países que cuentan con bases de exploración e investigaciòn, permanentes o de verano. Las bases son unas 100. La más antigua es la estación argentina Orcadas (desde 1904), pero la más grande es la Base Mc Murdo de Estados Unidos.

En invierno hay apenas unas mil personas viviendo en la Antártida, pero en verano llegan a ser unas diez mil.

En este continente hay también aeródromos, edificios religiosos e incluso museos. 

6.- Cultura

Entre las iglesias se cuentan la Capilla de las Nieves, con capacidad para 63 personas (cristiana, pero con servicios para mormones, budistas o grupos de Alcohólicos Anónimos), la Capilla San Juan de Rila (pertenece a la Iglesia Ortodoxa Búlgara) y la Iglesia de la Santa Trinidad (rusa).

Entre los museos está el Museo de Georgia del Sur (especializado en ballenas), el Museo de la Base Esperanza, que exhibe instrumental de comunicación, mapas, fotografías, elementos utilizados en expediciones, aves embalsamadas, etc.; el Museo Patrulla Soberanía (cuenta la historia de la Fuerza Aérea Argentina en el continente).

Las actividades culturales o deportivas son muy pocas y se realizan bajo estrictas medidas de seguridad ambiental.

El primer evento artístico importante en la historia de la Antártida ocurrió el 8 de diciembre de 2013, cuando la banda de rock Metallica brindó un concierto ambiental, sin amplificadores, en la Base Carlini, que es argentina, y ante la presencia de unos cien asistentes.

7.- Deporte

Si acaso en cuanto a actividades deportivas permitidas se pueden nombrar ciertos casos aislados, como el de Valery Rozov, un paracaidista, alpinista y saltador base que en diciembre de 2010 se arrojó desde un pico de casi 3 mil metros, a unos 30 grados bajo cero.

O el caso de la atleta argentina discapacitada María Inés Mato, que nadó durante 20 minutos en aguas de 1 a 2 grados de temperatura cerca de la base Jubany. Para cuando salió del agua su temperatura corporal era de 35.2 grados (el promedio es de 37 grados).

Por último, hay que agregar que desde el año 2005 se realiza una prueba de Ultra Maratón en la Antártida, que consiste en correr 100 kilómetros. Esta es de las pocas actividades deportivas masivas permitidas.

8.- Guerras

La Antártida, que en realidad no es propiedad de ningún gobierno o país, es el único continente donde hasta hoy no ha habido guerras. Ello sobre todo gracias al Tratado Antártico firmado en 1959 y que entró en vigencia en 1961. De hecho se prohÍben las actividades militares y los depósitos radiactivos.

Si llegara a haber un desacuerdo importante, la última instancia para resolverlo es la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya.

Son siete los países que mantienen reclamaciones de soberanía: por América son Argentina y Chile, aunados a Australia, Francia, Noruega, Nueva Zelanda y Reino Unido.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios