24 de Mayo de 2018

Mundo

Atacante de Sídney había sido retirado de lista de vigilancia

Se dio a conocer que Man Haron Monis estuvo en dicha lista en 2008 y 2009, pero salió de ella por motivos desconocidos.

Imagen del 2011 donde se ce a Man Haron Monis salir del Centro Downing en Sydney después de una audiencia previa al juicio, donde se le acusaba de enviar cartas ofensivas a las familias de los soldados muertos en Afganistán. (Agencias)
Imagen del 2011 donde se ce a Man Haron Monis salir del Centro Downing en Sydney después de una audiencia previa al juicio, donde se le acusaba de enviar cartas ofensivas a las familias de los soldados muertos en Afganistán. (Agencias)
Compartir en Facebook Atacante de Sídney había sido retirado de lista de vigilanciaCompartir en Twiiter Atacante de Sídney había sido retirado de lista de vigilancia

Agencias
SÍDNEY, Australia.- El hombre armado que provocó un asedio a una cafetería de Sídney en el que murieron dos rehenes estuvo en la lista de vigilancia de la agencia nacional de seguridad - pero su nombre se retiró hace años, dijo el primer ministro australiano el miércoles.

Man Haron Monis, un hombre de origen iraní de 50 años, que se consideraba a sí mismo clérigo musulmán y a quien el primer ministro Tony Abbott calificó de persona mentalmente trastornada, tomó a 17 rehenes dentro de una cafetería en el centro de Sídney el lunes. Dieciséis horas después, el sitio terminó con un intenso tiroteo y gritos de terror cuando la policía entró en el local para liberar a los cautivos. Además de Monis, dos rehenes fallecieron.

De acuerdo con The Associated Press, Abbott dijo el miércoles que el captor estuvo en la lista de vigilancia de la Organización de Inteligencia de Seguridad Australiana en 2008 y 2009, pero salió de ella por motivos aún desconocidos. La agencia vigilaba a Monis porque había enviado una serie de cartas ofensivas a las familias de soldados australianos muertos, añadió.

"No sé por qué salió de la lista entonces, no lo sé", dijo Abbott.

Monsi fue condenado el año pasado a 300 horas de servicio comunitario por enviar misivas que un juez describió como "groseramente ofensivas" a las familias de soldados muertos en Afganistán entre 2007 y 2009. Más tarde se le acusó de complicidad en el asesinato de su exmujer. Este año se le acusó de agresión sexual a una mujer en 2002. Estaba en libertad bajo fianza de todos los cargos.

"Tenemos que saber especialmente cómo alguien con un historial tan largo de violencia y semejante historial de inestabilidad mental estaba libre bajo fianza tras su implicación en un crimen especialmente horrible", dijo Abbott. "Y tenemos que saber cómo parecía haber salido de la lista de vigilancia de la agencia de seguridad en torno a 2009".

Las autoridades no han aclarado si los rehenes murieron en el fuego cruzado durante el asalto de la policía o si los mató su captor

Abbott dijo también que Monis, que llevaba una escopeta en su asalto, tenía licencia de armas. Pero la policía de Nueva Gales del Sur dijo más tarde que habían comprobado el registro estatal de armas de fuego sin encontrar ningún dato que apuntara a que hubiera tenido una licencia.

"Claramente hay preguntas a formular cuando una persona con semejante historia de interés por el extremismo, crímenes violentos e inestabilidad mental pueda estar en posesión de un permiso de armas", dijo Abbott. "Tenemos leyes de armas muy duras y supongo que podemos estar satisfechos por que no tuviera un arma más potente a su disposición. Pero, ¿por qué tenía una licencia de armas para empezar?".

Más tarde, el portavoz de Abbott publicó un comunicado indicando que agentes federales de seguridad habían dicho al primer ministro que el Sistema de Referencia de la Policía Nacional -una base de datos que contiene todos los registros estatales y regionales- mostraba que Monis había tenido un permiso de armas de fuego en Nueva Gales del Sur. El comisionado de la policía federal estaba investigando el origen de la información, señaló el comunicado.

El primer ministro prometió una investigación transparente del suceso. Se espera que el gobierno difunda en enero un informa sobre todos los aspectos del asedio.

Abbott señaló que es imposible para las agencias de seguridad controlar a todo el mundo, lo que las obliga a tomar decisiones sobre quién supone un riesgo mayor.

Apenas tres días antes de que Monis iniciara su letal asalto, el máximo tribunal de Australia rechazó tramitar su apelación a la condena por las cartas.

El comisionado de la policía del estado, Andrew Scipione, señaló que la policía había pedido que Monis no obtuviera fianza, pero el tribunal decidió concedérsela. Cuando se le preguntó por qué no estaba en ninguna lista de vigilancia de seguridad nacional, el comisionado indicó que los delitos de los que se le acusaba no tenían motivación política.

Miles de compungidos australianos seguían llegando el miércoles a Martin Place, una plaza en el corazón del distrito financiero y comercial de Sídney, donde se encuentra la cafetería Lindt donde se produjo el ataque. 

En un santuario improvisado, los vecinos dejaron montañas de flores en memoria de los rehenes muertos, la abogada Katrina Dawson, de 38 años y madre de tres hijos, y Tori Johnson, de 34 años y encargado de la cafetería. 

Las autoridades no han aclarado si los rehenes murieron en el fuego cruzado durante el asalto de la policía o si los mató su captor.

Entre las flores, cartas y golosinas había pequeñas cajas de chocolatinas Lindt, y un constante flujo de personas firmaba los libros de recuerdo por las víctimas. 

Alguien colocó una cruz de madera con las palabras "I'll ride with you!" (yo caminaré contigo), en referencia a la etiqueta (hash) IllRideWithYou repetida en Twitter decenas de miles de veces por australianos que se ofrecían a acompañar a personas vestidas trajes tradicionales musulmanes que tenían miedo de una reacción negativa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios