17 de Noviembre de 2018

Mundo

Atentado con chaleco explosivo en Irak

Un atacante hizo estallar el artefacto mientras asistentes a un café en Bagdad veían un partido de futbol.

Un grupo de civiles examina el concesionario donde fue perpetrado un ataque con bomba, en el distrito Nahda, en Bagdag, Irak. (EFE/Archivo)
Un grupo de civiles examina el concesionario donde fue perpetrado un ataque con bomba, en el distrito Nahda, en Bagdag, Irak. (EFE/Archivo)
Compartir en Facebook Atentado con chaleco explosivo en IrakCompartir en Twiiter Atentado con chaleco explosivo en Irak

Agencias
BAGDAD, Irak.- Un atacante suicida detonó una carga explosiva durante la noche del miércoles en un café de Bagdad donde los parroquianos veían un partido de fútbol en la televisión.

El atentado ocasionó la muerte de 12 personas y heridas a 38, dijeron el jueves las autoridades iraquíes, publica The Associated Press.

El ataque en el barrio occidental de Washash ocurrió el miércoles por la noche, dijeron dos policías. El atacante se mezcló con los clientes del café y detonó su chaleco explosivo cuando veían el partido.

Un funcionario médico confirmó la cifra de bajas. Todos los funcionarios hablaron a condición del anonimato por no estar autorizados a dialogar con los periodistas.

'Oleaje' de violencia

Irak ha sido estremecido por una nueva ola de violencia no vista desde el 2007, ataques incesantes que son el problema más acuciante del gobierno encabezado por los chiíes.

La violencia empeoró desde abril, cuando las fuerzas de seguridad cargaron contra los sunis en un campamento de protesta al norte de Bagdad con un balance de 43 muertos.

Decenas de personas han sido muertas en la capital iraquí en ataques recientes contra zonas concurridas, restaurantes y otros lugares públicos. El martes, varios atentados mataron en Bagdad y su periferia a 15 personas.

Nadie se atribuyó los últimos ataques, pero se parecen a los de un grupo escindido de la organización terrorista al Qaeda, que utiliza con frecuencia coches con explosivos contra cafés, restaurantes, mezquitas y mercados a fin de minar la confianza en las gestiones del gobierno para mantener la seguridad en el país.

Según las Naciones Unidas, 8,868 personas fueron muertas el año pasado en Irak -la mayor cuantía desde lo más álgido de la violencia sectaria en el 2007.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios