19 de Septiembre de 2018

Mundo

'Sangrienta escena' en una iglesia en Maryland

Tras un servicio religioso, un sujeto apuñaló a un feligrés hasta dejarlo sin vida.

Compartir en Facebook 'Sangrienta escena' en una iglesia en MarylandCompartir en Twiiter 'Sangrienta escena' en una iglesia en Maryland

Agencias
URBANA, Maryland.- Las autoridades de Maryland arrestaron a un individuo bajo sospecha de haber perpetrado un apuñalamiento en una iglesia que dejó un hombre muerto y una mujer herida, se informó el lunes.

Song Su Kim, de 30 años, de Falls Church, Virginia, tiene cargos por homicidio premeditado y tentativa de homicidio, así como dos cargos de agresión, de acuerdo con la policía del condado Frederick, informa The Associated Press.

El jefe de policía, Chuck Jenkins, dijo en conferencia de prensa el domingo en la noche que la policía respondió a una llamada al número de emergencias 911 alrededor de las 7:45 pm para reportar el apuñalamiento en la iglesia Centro de Consejería Oración y Retiro Anna.

Los agentes encontraron “una escena muy sangrienta”, agregó el policía. “El apuñalamiento y las heridas de corte fueron muy graves”, agregó. El ataque ocurrió cuando concluyó el servicio religioso.

Jenkins dijo que un hombre murió en el lugar y su esposa se encuentra en estado grave pero estable en un hospital de Baltimore y agregó que de momento no está claro el motivo del ataque. “Ojalá supiéramos, pero no lo sabemos”, dijo el jefe de policía.

Vivía en la iglesia

Todavía no se dan a conocer los nombres de las víctimas. La portavoz policial Amanda Hatcher informó que las autoridades están en contacto con la embajada coreana para asegurarse de que se realicen las notificaciones a las familias. Agregó que las víctimas son de Corea, pero las autoridades desconocen cuánto tiempo llevaban en Estados Unidos.

Tras el apuñalamiento, informó Jenkins, el sospechoso llamó al 911 y dijo a las autoridades que iba caminando y “esperando a ser arrestado”, pero no dijo por qué. Fue detenido sin incidentes y no hizo más declaraciones, informó Jenkins.

El policía agregó que el sospechoso llevaba cinco días viviendo en la iglesia y que por el momento está siendo interrogado.

Jenkins dijo que la policía tuvo que acudir al centro religioso el sábado porque el mismo hombre se estaba quejando sobre la comida en el lugar.

El lunes, los investigadores buscaron armas en el lugar del ataque.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios