Fresas ‘con piquete’ causan alarma en Australia

Los objetos punzocortantes se han encontrado en supermercados de cuatro estados.

|
Las agujas han sido encontradas en fresas empacadas de seis marcas. (Internet)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Agencia
BRISBANE, Australia.- Las autoridades de Australia han alertado a la población ante denuncias de agujas y alfileres encontrados dentro de fresas empacadas que se venden en supermercados, informaron medios internacionales.

El ministro de salud, Greg Hunt, ordenó al organismo encargado de verificar la calidad de los alimentos, que investigue este caso en el que se ha involucrado también a la policía.

También te puede interesar: Muere adolescente en centro comercial por tomarse una selfie

Ante esta situación, el gobierno del estado de Queensland ofreció una recompensa de 100 mil dólares australianos (71 mil 500 dólares estadounidenses) por información que lleve a la captura del o los responsables del sabotaje, de acuerdo con CNN.

Las agujas han sido encontradas en fresas empacadas de seis marcas vendidas en varios supermercados de cuatro estados de Australia, por lo que el tema se ha convertido en un caso de interés nacional.

Dos supermercados y tres empresas productoras de fresas anunciaron que retirarán su producto de inmediato de las tiendas de todo el país, de acuerdo con información publicada por el diario inglés The Guardian.

"Este es un crimen terrible y un ataque general contra el público. También es un ataque contra una industria en específico", declaró el ministro Hunt a la prensa.

Las autoridades de Queensland, el primer estado donde se registraron alertas por alfileres en las fresas, indicaron que esta acción pone a las personas de toda Australia en riesgo, y también a la industria.

La policía sospecha que imitadores pueden ser los responsables de la contaminación de fresas en algunos estados. Mientras continúan las investigaciones se pidió a los consumidores que corten la fruta antes de consumirla.

En algunos casos, los agricultores han instalado detectores de metal:

Cargando siguiente noticia