22 de Septiembre de 2018

Mundo

Australia invalida ley que permitía bodas homosexuales

La legislación aprobada en octubre fue rechazada por el Tribunal Superior, por lo que se invalidaron los matrimonios celebrados desde el fin de semana.

La legalización de las bodas de personas del mismo sexo ya fue rechazada en septiembre de 2012 por el Parlamento federal. (Archivo/EFE)
La legalización de las bodas de personas del mismo sexo ya fue rechazada en septiembre de 2012 por el Parlamento federal. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Australia invalida ley que permitía bodas homosexualesCompartir en Twiiter Australia invalida ley que permitía bodas homosexuales

EFE
SÍDNEY, Australia.- El Tribunal Superior de Australia anuló hoy la ley que permitía el matrimonio entre personas del mismo sexo en el Territorio de la Capital Australiana (TCA) e invalida una treintena de bodas celebradas desde el fin de semana.

La máxima instancia judicial australiana rechazó la legislación aprobada en octubre por el gobierno regional por inconstitucional, al considerar que entra en colisión con la Ley federal de Matrimonios de 1961.

Esta normativa nacional establece que el matrimonio "solo puede celebrarse entre un hombre y una mujer, y que la unión solemnizada en un país extranjero entre personas del mismo sexo no debe ser reconocido como matrimonio en Australia".

"La Corte sostiene que el objeto de la Ley del TCA es garantizar igualdad del matrimonio para parejas del mismo sexo y no para reconocer legalmente una relación, lo que es relevantemente distinto de la relación de matrimonio que contempla la ley federal", dijo el fallo.

"En consecuencia, la Ley del TCA no puede operar al mismo tiempo que la Ley federal", concluyó el tribunal, que resolvió de forma unánime el fallo divulgado a través del portal de la institución.

La líder del Partido Verde, Christine Milne, aseguró que su partido insistirá en la aprobación de una ley que ampare estas bodas a nivel nacional

Según la Corte, solo "el Parlamento Federal tiene el poder, amparado en la Constitución Australiana, de legislar con respecto al matrimonio entre personas del mismo sexo", lo que deja en manos de los parlamentarios la responsabilidad de cambiar la ley.

La derogación de la ley del Territorio de la Capital Australiana, que incluye Camberra, implica la anulación de los matrimonios de una treintena de parejas homosexuales que, desde el pasado fin de semana, se habían casado hasta ahora en esta jurisdicción.

"Es una noticia devastadora para aquellas parejas que se casaron esta semana y para sus familias", dijo el director nacional de la organización Australianos por la Equidad en el Matrimonio, Rodney Croome.

El activista subrayó que el fallo supone "una derrota temporal" en el país, donde el 64 por ciento de la población apoya la legalización de las bodas homosexuales.

El director del Grupo de Presión de Cristianos Australianos, Lyle Shelton, celebró el fallo al considerar que el "matrimonio entre un nombre y una mujer es bueno para la sociedad" porque "provee un futuro para que las próximas generaciones puedan crecer con sus padres biológicos".

El fallo supone una victoria para el Ejecutivo del primer ministro conservador, Tony Abbott, que había impugnado por inconstitucional la normativa de esta región y defendía la uniformidad de las leyes sobre el matrimonio en todo el país.

En cambio, la líder del Partido Verde, Christine Milne, aseguró que su partido insistirá en la aprobación de una ley que ampare estas bodas a nivel nacional.

"Lo que el Tribunal ha decidido deja muy claro que es el Parlamento Federal el que tiene el poder de legislar en torno a la igualdad de matrimonio", dijo Milne.

"Ganaremos esta pelea. El amor triunfará y lo hará en este lugar, en el Parlamento de Camberra", añadió la senadora verde, Sarah Hanson-Young, tras presentar un proyecto de ley para legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo.

La legalización de las bodas de personas del mismo sexo ya fue rechazada en septiembre de 2012 por el Parlamento federal y además, recientemente han fracasado propuestas legislativas similares en el estado de Tasmania y en Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney.

Las bodas homosexuales son legales en Holanda, España, Bélgica, Canadá, Sudáfrica, Noruega, Suecia, Portugal, Islandia, Argentina, Dinamarca, Uruguay, Brasil, Nueva Zelanda y Francia.

Igualmente es legal en ciertas partes de Estados Unidos y en algunos otros territorios como la capital de México, el estado de Quintana Roo, o el pequeño estado brasileño de Alagaos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios