19 de Septiembre de 2018

Mundo

Baja la tensión entre las Coreas

Luego de cinco meses de clausura, reabren el complejo industrial Kaesong, abierto por ambos países.

Panorámica del complejo industrial de Kaesong en Corea del Norte. (EFE)
Panorámica del complejo industrial de Kaesong en Corea del Norte. (EFE)
Compartir en Facebook Baja la tensión entre las CoreasCompartir en Twiiter Baja la tensión entre las Coreas

EFE
SEÚL, Corea del Sur.- El complejo industrial conjunto de Kaesong, creado por Corea del Sur y Corea del Norte, reinició este domingo su actividad tras más de cinco meses de clausura, lo que marca una nueva etapa de distensión entre los dos países.

De las 123 compañías surcoreanas que cuentan con fábricas en el complejo ubicado en la ciudad norcoreana de Kaesong, más de la mitad han comenzado, a modo de prueba, sus operaciones y han pedido a sus trabajadores norcoreanos que vuelvan al trabajo, informó el Ministerio de Unificación de Seúl.

Se espera que 820 directivos y empleados surcoreanos crucen la frontera hasta Kaesong durante el día, y más de 400 se quedarán allí durante la noche para supervisar los trabajos de las fábricas.

La reapertura del simbólico proyecto conjunto se produce después de que el pasado martes las dos Coreas llegaran un acuerdo por el que Pyongyang aceptó no volver a cerrar el polígono industrial de manera unilateral o debido a la tensión política entre ambos gobiernos.

Corea del Norte forzó el cierre de Kaesong el pasado 8 de abril cuando retiró a sus 53,000 trabajadores del complejo, tras impedir el 3 de ese mes el paso a los trabajadores surcoreanos, como parte de una agresiva campaña de amenazas hacia Seúl y Washington en plena etapa de tensión.

Hasta su clausura, un total de 123 empresas de Corea del Sur fabricaban productos en el polígono industrial aprovechando la mano de obra barata de los obreros norcoreanos, cuyos salarios son de aproximadamente 100 euros al mes.

El cierre de Kaseong ha causado importantes pérdidas para las empresas surcoreanas establecidas allí que hasta el pasado junio se cifraron en 900 millones de dólares, mientras Corea del Norte, para el que el complejo supone una importante fuente de divisas, no ha aportado datos al respecto.

Tras la elevada tensión vivida la pasada primavera, ambas Coreas han tratado de reparar sus relaciones y actualmente atraviesan una fase de distensión, en la que también buscan recuperar otros proyectos en común, como las reuniones de familias separadas o los viajes turísticos de surcoreanos al monte norteño de Kumgang.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios