14 de Diciembre de 2018

Mundo

Bajan de su pedestal estatua de Colón

El monumento, objeto de una disputa entre la presidencia argentina y la ciudad de Buenos Aires, será sometido a una restauración.

El monumento a Colón, hecho de mármol de Carrara, con un peso de 38 toneladas y una altura de seis metros, fue donado a la Argentina por la colectividad italiana de Buenos Aires. (Agencias)
El monumento a Colón, hecho de mármol de Carrara, con un peso de 38 toneladas y una altura de seis metros, fue donado a la Argentina por la colectividad italiana de Buenos Aires. (Agencias)
Compartir en Facebook Bajan de su pedestal estatua de ColónCompartir en Twiiter Bajan de su pedestal estatua de Colón

Agencias
BUENOS AIRES, Argentina.- Operarios desmontaron el sábado de su pedestal la figura de Cristóbal Colón que desde hace decenios está en un monumento ubicado detrás de la Casa de Gobierno y cuyo traslado es impedido por la justicia.

La estatua del descubridor de América fue desmontada y depositada debajo de su pedestal para ser restaurada, informaron los responsables de la operación.

"No vamos a trasladar la estatua, solamente vamos a someterla a un proceso de restauración, ya que varios informes señalaron la posibilidad de que colapse debido a su deterioro", afirmó al diario La Nación Juan Arriegue, ingeniero a cargo del operativo, según informa Notimex.

El monumento fue donado por la colectividad italiana hace un siglo y ahora la presidenta Cristina Fernández pretende retirarlo y trasladarlo al balneario de Mar del Plata, 400 kilómetros al sur de Buenos Aires, para reemplazarlo por otro de Juana Azurduy que el gobierno boliviano obsequió a la Argentina.

Según el ingeniero, "antes de iniciar el proceso de restauración hablamos con la comunidad italiana y obtuvimos su apoyo".

El monumento a Colón, hecho de mármol de Carrara, con un peso de 38 toneladas y una altura de seis metros, fue donado a la Argentina por la colectividad italiana que residía en el país en homenaje al primer centenario de la Revolución de Mayo de 1810, que inició la guerra de la independencia. En 1921 fue emplazado detrás de la Casa Rosada, como se conoce el palacio gubernamental.

La colectividad italiana y la alcaldía de Buenos Aires argumentan que el poder ejecutivo no puede disponer libremente de la estatua porque pertenece a la ciudad, al igual que la plaza en la que está situada.

Pero la polémica tiene como trasfondo las disputas políticas entre el gobierno de Fernández, una peronista de centroizquierda, y el alcalde Mauricio Macri, líder de la centroderecha que pretende sucederla en 2015.

La justicia frenó temporalmente el traslado del monumento ante un recurso de amparo presentado por la organización Basta de Demoler.

"Las medidas de refacción y restauración se inscriben dentro de lo permitido. Lo que está prohibido es el traslado de la estatua, pero nosotros no vamos a hacer eso. Independientemente de su traslado futuro o no. Si es que sucede y si todos los actores involucrados así lo desean, se hará o no, pero lo importante es poder mantener el patrimonio que significa esta estatua", concluyó Arriegue.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios