13 de Noviembre de 2018

Mundo

Brasil promueve integración de discapacitados

Por medio del programa 'Vivir Sin Límite', el gobierno busca romper los grandes retos que enfrentan para integrar a la sociedad ese sector de la población.

Datos del gobierno señalan que ya se contrató la construcción de 630 mil viviendas adaptables y el objetivo es llegar hasta el millón 200 mil casas adaptadas para personas con distintas capacidades.(telediario.mx)
Datos del gobierno señalan que ya se contrató la construcción de 630 mil viviendas adaptables y el objetivo es llegar hasta el millón 200 mil casas adaptadas para personas con distintas capacidades.(telediario.mx)
Compartir en Facebook Brasil promueve integración de discapacitadosCompartir en Twiiter Brasil promueve integración de discapacitados

Agencias
SAO PAULO, Brasil.- Brasil lanzó en 2011 el programa “Vivir Sin Límite”, que aspira a integrar a los discapacitados –casi un 25 por ciento de la población- en la sociedad, aunque los retos siguen siendo enormes para un país que en 2016 organiza los Juegos Paralímpicos.

El último censo, de 2010, señalaba que 45.6 millones de brasileños declara tener algún tipo de discapacidad, lo que supone el 24 por ciento del total de la población del gigante sudamericano, según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

En ese escenario, la presidenta Dilma Rousseff -reelecta en octubre- puso en marcha el Plan Nacional de la Persona con Deficiencia, llamado comúnmente como “Vivir Sin Límite”.

Con un presupuesto de unos tres mil millones de dólares para el período 2011-2014, el objetivo es una política coordinada –educación, salud, vivienda- para mejorar la inclusión de los discapacitados en la sociedad.

En total, 15 órganos federales, estatales y municipales están involucrados para mejorar las condiciones de acceso a la educación, por ejemplo, abriendo 150 mil puestos para discapacitados en los programas nacionales de enseñanza técnica o adquiriendo vehículos adaptados para 60 mil niños y adolescentes discapacitados.

Una de las áreas más ambiciosas es el habitacional: el programa de vivienda social “Mi Casa, Mi Vida”, que favorece el acceso a la propiedad de casas y departamentos a las clases medias-bajas, tiene un apartado especial para discapacitados.

Datos del gobierno señalan que ya se contrató la construcción de 630 mil viviendas adaptables y el objetivo es llegar hasta el millón 200 mil casas adaptadas para personas con distintas capacidades (físicas o sensoriales) en todo Brasil.

En otra iniciativa del gobierno central, se habilitó una línea de microcréditos de 27 millones de dólares con intereses rebajados para que los discapacitados puedan adquirir sillas de ruedas motorizadas, adaptadores para vehículos, impresoras de braille y otro equipamiento.

Sin embargo, los retos son enormes en un país cuyas principales ciudades –Sao Paulo, Río de Janeiro- están lejos de estar adaptadas para la movilidad de los discapacitados, pese a ser urbes con gran reclamo turístico.

Los autobuses no tienen casi nunca rampas, las banquetas están plagadas de obstáculos para los invidentes y discapacitados físicos, las compañías de taxis apenas tienen vehículos preparados para viajeros en sillas de ruedas.

El gran desafío recae sobre todo en Río de Janeiro, que en 2016 organiza los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, y deberá acometer obras a contrarreloj para que los miles de atletas con diferentes capacidades puedan no solo competir en sus disciplinas, sino también disfrutar de la urbe que los cariocas llaman “Ciudad Maravillosa”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios