23 de Mayo de 2018

Mundo

Como en 'Breaking Bad', vendió drogas para salvar a su hijo

Dicky Joe Jackson se vio obligado a traficar anfetaminas para pagar el transplante de médula ósea que necesitaba su hijo Cole.

En la serie 'Breaking Bad', el protagonista fabricaba drogas para asegurar el futuro económico de su familia. (cinemaseries.es)
En la serie 'Breaking Bad', el protagonista fabricaba drogas para asegurar el futuro económico de su familia. (cinemaseries.es)
Compartir en Facebook Como en 'Breaking Bad', vendió drogas para salvar a su hijoCompartir en Twiiter Como en 'Breaking Bad', vendió drogas para salvar a su hijo

Agencias
LOS ANGELES, California.- La trama de la serie de televisión 'Breaking Bad' es un reflejo del drama real de Dicky Joe Jackson, un estadounidense que cumple cadena perpetua sin derecho a libertad condicional por vender drogas para salvar la vida de su hijo mayor.

"Sé que lo que hice no era nada bueno ni legal, incluso en una situación de vida o muerte como la nuestra. No soy un ángel. Pero en mi vida nunca he hecho daño a nadie", cita las palabras de Dicky Joe Jackson el portal Salon, de acuerdo con la agencia rusa RT.

A diferencia del protagonista de la serie 'Breaking Bad', que para asegurar el futuro económico de su familia empezó a fabricar y a vender drogas, Jackson acabó en una cárcel de Arkansas, donde ha pasado 18 de sus 55 años.

Jackson es uno de los 3,278 hombres y mujeres que se encuentran en prisión por cometer crímenes no violentos cumpliendo cadena perpetua sin tener derecho a la libertad condicional, a diferencia de algunos asesinos o violadores que sí pueden salir en libertad.

Angustiosa situación

En 1989, cuando Jackson cumplía un año de prisión por transportar un kilogramo de marihuana, a su hijo Cole, que en aquel entonces tenía solamente dos años, le fue diagnosticado el síndrome de Wiskott-Aldrich, una enfermedad que se caracteriza por la alteración genética y cuyo tratamiento requiere trasplante de médula ósea.

Los médicos explicaron a los padres que sin la cirugía necesaria Cole no viviría más allá de 3 años. 

Debido a que la familia había perdido su cobertura médica, la familia se encontraba ante una angustiosa disyuntiva: obtener unos 250,000 de dólares para el trasplante que daría a su hijo una oportunidad de llevar una vida normal, o enviar al niño a un hospicio donde moriría lentamente.

Al principio, los Jacksons vendieron todas sus posesiones, pidieron donaciones de familiares, amigos e incluso celebridades, y se dirigieron a la Sociedad Nacional del Cáncer Infantil. Sin embargo, a la familia le faltaron por recoger unos 150,000 de dólares para la cirugía, sin contar el tratamiento posterior.

Fue entonces cuando Jackson aceptó la propuesta de un comerciante de drogas local, que le prometió 5,000 dólares por trasladar anfetaminas de California a Texas. En un año Jackson fue detenido por un agente encubierto cuando vendía drogas y fue declarado culpable. 

Atado de manos

La legislación draconiana inspirada en la 'guerra' antidrogas no le dio ni una sola posibilidad de mitigar la sentencia.

"Estaba desesperado", dice. "Tenía que conseguir ese dinero. Antes de tener hijos nunca sabía que existe un amor así, pero una vez tienes hijos, cambia todo. No hay nada que no harías por ellos, especialmente cuando están enfermos", señala.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios