20 de Septiembre de 2018

Mundo

Buscan con monjas mexicanas atraer feligreses católicos hispanos

La Iglesia católica de Dakota del Norte se transforma ante la llegada de muchos latinos que trabajan en la industria petrolera.

Las religiosas residirán en Williston en su primer año; después irán a otras ciudades en Dakota del Norte que necesitan el ministerio hispano. (Tyler Bell/Williston Herald)
Las religiosas residirán en Williston en su primer año; después irán a otras ciudades en Dakota del Norte que necesitan el ministerio hispano. (Tyler Bell/Williston Herald)
Compartir en Facebook Buscan con monjas mexicanas atraer feligreses católicos hispanosCompartir en Twiiter Buscan con monjas mexicanas atraer feligreses católicos hispanos

Agencias
WILLISTON, Dakota del Norte.- La Iglesia católica en el oeste de Dakota del Norte ha emprendido una transformación ante la llegada de feligreses hispanos que se han mudado a la región para trabajar en la industria petrolera.

Debido a la necesidad de mejorar el servicio religioso para las personas de esta comunidad cada vez mayor -muchos de cuyos integrantes no hablan bien inglés- fue necesario traer a Williston a un grupo de monjas católicas de México, según publica The Associated Press con información del periódico Williston Herald.

Las monjas llegaron hace dos semanas gracias a un donativo de cinco años que otorgó una organización sin fines de lucro a la Diócesis de Bismarck.

"Este es ahora territorio misionero", dijo el reverendo Russell Kovash, de la Iglesia Católica de St. Joseph. "Tenemos la necesidad de llegar a los feligreses hispanos, muchos de cuyos integrantes hablan poco inglés o nada", agregó.

Las monjas, que provienen de la Ciudad de México y los estados mexicanos de Coahuila y Chiapas, recibirán un curso de inglés durante nueve semanas en el Mexican American Catholic College en San Antonio, Texas.

Las hermanas regresarán después a Williston para colaborar con la iglesia en los preparativos sacramentales y las responsabilidades de catequesis. También darán clases semanales y participarán en las misas, así como en la música y las lecturas.

"Queremos que los católicos sepan qué significa ser católico", declaró Kovash. "Las hermanas tendrán gran impacto en atraer personas sin filiación religiosa", apuntó.

Las monjas residirán en Williston en su primer año, pero después irán a otras ciudades en Dakota del Norte que necesitan el ministerio hispano como Stanley, Minot y Dickinson.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios