19 de Julio de 2018

Mundo

Cajas negras del avión ruso derribado, muy dañadas para obtener datos

Aseguran que los datos del registrador de vuelo no pueden leerse o restaurarse con los métodos disponibles debido a los daños internos.

Captura de video facilitada por el canal de televisión HaberTurk que muestra una columna de humo en el lugar donde se ha estrellado el avión tras ser derribado cerca de la frontera entre Siria y Turquía. (Archivo/EFE)
Captura de video facilitada por el canal de televisión HaberTurk que muestra una columna de humo en el lugar donde se ha estrellado el avión tras ser derribado cerca de la frontera entre Siria y Turquía. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Cajas negras del avión ruso derribado, muy dañadas para obtener datosCompartir en Twiiter Cajas negras del avión ruso derribado, muy dañadas para obtener datos

Agencias
MOSCÚ, Rusia.- Los datos de vuelo del jet ruso derribado por Turquía en la frontera con Siria son ilegibles, ya que 13 de los 16 microchips que componen el registrador están irremediablemente destruidos y el resto muy dañados, informó hoy el Ejército de Rusia.

El jefe adjunto del servicio de seguridad de vuelos de las Fuerzas de Defensa Aeroespacial de Rusia, Sergey Bainetov, dio cuenta este lunes de la revisión que especialistas llevaron a cabo de la deteriorada caja negra del avión de combate derribado el mes pasado.

Solo uno de los microchips del módulo de la memoria estaría en condición suficiente para tratar de recuperar los datos, ya que no se le identificaron daños físicos internos durante el examen de Rayos X, enfatizó Bainetov.

De acuerdo con Notimex, explicó que los datos del registrador de vuelo no pueden leerse o restaurarse con los métodos disponibles debido a los daños internos que sufrieron los microchips, de acuerdo con despachos de la agencia informativa rusa TASS.

Bainetov refirió en conferencia de prensa que la caja negra fue encontrada en mal estado en el lugar donde cayó el avión, y en la inspección visual se estableció que los daños podrían haber alcanzado el contenedor interno, donde se encuentra la unidad de memoria.

El pasado sábado se procedió a una revisión con Rayos X para verificar si los microchips estaban dañados y en qué grado lo estarían, añadió y afirmó que los daños en la caja negra son resultado de la colisión del avión contra el suelo después de haber sido impactado por un misil.

Durante el estudio estuvieron presentes observadores internacionales, de China, Estados Unidos y Reino Unido, quienes según el investigador ruso elogiaron la transparencia del esfuerzo.

El jet ruso Su-24M se encontraba en una misión antiterrorista el pasado 24 de noviembre, cuando fue derribado por un avión de combate turco F-16 a lo largo de la frontera entre Turquía y Siria.

Ankara afirma que derribó el avión ruso porque violó su espacio aéreo e ignoró las advertencias que se le hicieron de ello, sin embargo Moscú asegura que su aeronave estaba en cielo sirio cuando fue alcanzado por un misil.

Turquía presentó públicamente una grabación de audio en que se escucha la presunta voz del piloto advirtiendo al avión ruso que se encontraba en espacio aéreo y debía salir, pero Rusia no ha podido probar que su aeronave efectivamente estaba sobre Siria.

El hecho tensó las relaciones entre ambos países, pero Rusia ha adoptado una serie de sanciones económicas contra Turquía en represalia por la muerte de uno de sus pilotos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios