17 de Octubre de 2018

Mundo

Moderniza Egipto el Canal de Suez (fotos)

El proyecto es uno de los más ambiciosos de Egipto, con el que busca duplicar los ingresos anuales a 13 mil millones de dólares.

Una draga trabaja en la expansión del Canal de Suez de Egipto. (Agencias)
Una draga trabaja en la expansión del Canal de Suez de Egipto. (Agencias)
Compartir en Facebook Moderniza Egipto el Canal de Suez (fotos)Compartir en Twiiter Moderniza Egipto el Canal de Suez (fotos)

Agencias
ISMAILIA, Egipto.- Mientras que Panamá amplía su canal para permitir el paso de barcos más grandes, Egipto lleva a cabo un proyecto tal vez más ambicioso todavía en el Canal de Suez, donde está en marcha una expansión que facilitará el paso simultáneo de barcos en ambos sentidos, una iniciativa que según el presidente Abdel-Fattah el-Sissi revitalizará la golpeada economía y el orgullo nacional de los egipcios.

El objetivo del gobierno de duplicar los ingresos anuales para que lleguen a 13 mil millones de dólares en una década parece poco realista, pero analistas y el sector naviero coinciden en que el proyecto eliminará las esperas y seguramente atraerá más barcos. Para que haya un aumento significativo en el tráfico, no obstante, debería suceder algo que parece poco probable: Tendría que producirse un importante incremento en la demanda europea de productos asiáticos, según publica The Associated Press.

"Todo dependerá del volumen comercial entre el Este y el Oeste, no de la capacidad del canal", afirmó Xu Zhibin, director administrativo de la filial egipcia de la empresa estatal china Cosco, una de las compañías de naves de carga más grandes del mundo. "El volumen aumentará si hay un gran despegue de la economía europea. Y hoy por hoy, no creo que se produzca semejante despegue".

La expansión del Canal de Panamá, a completarse el año que viene, podría atraer más tráfico entre Asia y la costa este de Estados Unidos. "Pero el canal seguirá sin poder acomodar los barcos de caga más grandes y en ese sentido Suez continuará teniendo ventaja sobre Panamá", expresó Greg Knowler, analista de la firma estadounidense JOC basado en Hong Kong.

La expansión de Suez permitirá al canal seguir siendo una alternativa a largo plazo. En lo inmediato, luce más bien como una forma de avivar el orgullo nacional luego de cuatro años de agitación política y de impulsar la imagen de el-Sissi como el salvador de la nación. La economía egipcia se vino abajo tras el alzamiento del 2011 que derrocó al presidente Hosni Mubarak. Su sucesor, Mohammed Morsi, elegido democráticamente pero que resultó una figura islámica muy divisoria, fue derrocado por el-Sissi, por entonces jefe del ejército, luego de protestas masivas en el 2013.

El-Sissi fue elegido presidente el año pasado y prometió estabilizar el país y reconstruir la economía. Apenas asumió dispuso que la expansión de Suez se completase en un año, no en tres, como se había planificado.

Los militares están dirigiendo las obras, que incluyen excavaciones para abrir un nuevo paso de 35 kilómetros (22 millas) paralelo al viejo canal que llegará al Mar Rojo, al tiempo que se amplían y se profundizan tramos ha existentes. Las autoridades afirman que el nuevo canal puede ser inaugurado en agosto.

En las oficinas de la Dirección del Canal, en Ismailia, las autoridades muestran a periodistas y potenciales inversionistas filmaciones en las que se pone por el cielo a el-Sissi. Hay gente que le agradece a Dios por su llegada y ancianas que lo describen como "puro" y "bueno". En los discursos televisados en los que el-Sissi habló del canal, música marcial acompaña imágenes de fuerzas especiales, tanques y aviones de combate mezcladas con tomas de el-Sissi dando instrucciones e inspeccionando las obras.

Los bonos ofrecidos para costear el proyecto de ocho mil 500 millones de dólares se agotaron en una semana de ventas apuntaladas por el fervor nacionalista y una tasa de interés del 12 por ciento. Fueron comprados mayormente por individuos.

El canal ha sido desde siempre un motivo de orgullo nacional. Inaugurado en 1869, conecta el Mediterráneo con el Mar Rojo, evitando que las naves que viajan entre Europa y Asia tengan que dar la vuelta al Africa. En 1956 el presidente Gamal Abdel-Nasser nacionalizó el canal, que pertenecía a firmas británicas y francesas, en un sonado gesto antiimparialista. Egipto libró tres guerras con Israel en torno al canal, en 1956, 1967 y 1973, año en el que los egipcios lanzaron un sorpresivo ataque cruzando el canal, que es recordado como la mayor gesta bélica del país.

El canal es una de las principales fuentes de divisas extranjeras de Egipto, captando una suma récord de cinco mil 500 millones de dólares en el 2014. Los egipcios esperan que con la ampliación, se duplique el tráfico de barcos, llegando a 97 naves diarias para el 2023 y aumentando los ingresos a 13 mil 200 millones de dólares anuales.

Alcanzar esa meta, sin embargo, no solo dependerá de que haya un crecimiento en la economía mundial sino de los precios de los combustibles y de la estructura de tarifas del canal, todos factores que se toman en cuenta a la hora de decidir si se justifica pagar más por cruzar el canal o es mejor circundar Africa.

"Si aumentan los precios del petróleo, y por ende de los combustibles, el canal resulta más atractivo. Pero ahora están bajando", dijo Xu, de Cosco. "Si las tarifas, fijadas cuando se pagaban 100 dólares por barril de crudo, suben, algunas empresas optarán por la ruta de Cabo de Buena Esperanza".

La Unión Europea, destino de la mayor parte del tráfico que pasa por el canal, pronostica un crecimiento económico de apenas el 1.7 por ciento este año y del 2.1 por ciento para el 2016, lo que no impulsaría un aumento importante en la cantidad de barcos que cruzan el canal, según analistas.

Un factor que favorece a Suez y perjudica a Panamá es la tendencia a usar barcos de carga cada vez más grandes.

Hay empresas que no piensan usar el Canal de Suez en lo inmediato, pero que ven con buenos ojos su ampliación. La compañía de transporte de cargas danesa Maersk, que es la firma que más barcos manda por esa vía, apoya firmemente el proyecto, describiéndolo como un esfuerzo histórico para facilitar el comercio y la prosperidad mundial.

Keith Svendsen, vicepresidente de operaciones, dijo que al reducirse el tiempo de espera, se ahorrará combustible, pero que a largo plazo el factor decisivo serán tarifas transparentes, ajustadas a las condiciones imperantes.

"Estamos analizando la posibilidad de mandar algunos barcos por el sur, pero preferimos seguir haciéndolo a través de Suez. Es una ruta más corta, mejor para las emisiones, y hemos tenido buena cooperación de las autoridades del canal", comentó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios