26 de Septiembre de 2018

Mundo

 / Ucrania

Se reúne Timoshenko con insurgentes

La candidata presidencial asegura que los rebeldes prorrusos recriminan que el Gobierno central no se haya comunicado con ellos.

Timoshenko: creo que el diálogo ha comenzado y eso es ya muy importante. (EFE)
Timoshenko: creo que el diálogo ha comenzado y eso es ya muy importante. (EFE)
Compartir en Facebook Se reúne Timoshenko con insurgentes Compartir en Twiiter Se reúne Timoshenko con insurgentes

EFE
DONETSK, Ucrania.- La candidata a la Presidencia ucraniana, Yulia Timoshenko, ha abierto una vía de diálogo con las milicias insurgentes del este de Ucrania al reunirse con representantes de la autoproclamada república popular de Donetsk.

Según informó hoy en un comunicado su partido, Batkivschina (Patria), Timoshenko se reunió anoche con los insurgentes en el hotel Astoria de Donetsk, baluarte de la sublevación contra el Gobierno central.

"El compromiso es posible. Propuso organizar en Donetsk tras las fiestas de Pascua una gran mesa redonda (...) para escuchar, entender y, de una vez por todas, trabajar en interés de la gente", reza el comunicado, que cita a la ex primera ministra.

Timoshenko subrayó que en esa mesa redonda deben estar representados los sublevados y las regiones centrales y occidentales del país, además de políticos de diverso signo.

"No puedo decir que hayamos obrado un milagro, que todos los acuerdos estén sobre la mesa y de que podamos hacerlos realidad. Pero creo que el diálogo ha comenzado y eso es ya muy importante", dijo.

Recriminación

La candidata presidencial aseguró que los representantes de la república popular de Donetsk recriminan a Kiev que durante el último mes ningún representante del Gobierno central se haya puesto en contacto con ellos para conocer de primera mano sus demandas.
"Y Rusia se aprovecha de ello", destacó.

Los prorrusos siguen sin abandonar el Ayuntamiento de Donetsk, la capital regional, frente al que han instalado barricadas y donde hoy se han congregado varios centenares de sus partidarios, en su mayoría jóvenes.

Acuerdo

Ucrania, Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea alcanzaron el jueves en Ginebra un acuerdo que obliga, entre otras cosas, a desarmar a las milicias irregulares prorrusas y a desalojar las sedes oficiales.

Moscú, que es acusado por Kiev de instigar la sublevación, prometió por su parte cooperar para la aplicación del acuerdo, que debe ser supervisada por observadores internacionales.

No obstante, las milicias prorrusas insisten en que antes deben desarmarse grupos ultranacionalistas del oeste, como el Sector de Derechas, y el Maidán (corazón de las protestas en Kiev) debe ser desmantelado.

Kiev ha descartado esta última posibilidad, pero el Gobierno prometió ayer que cederá más competencias administrativas y económicas a las regiones y también les dará la posibilidad de conceder el estatus oficial a la lengua rusa, como demandan los sublevados.

Apoyo de Rusia

En Moscú, el ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia prometió hoy dar una ayuda sustancial a Ucrania para que supere su crisis, pero hizo hincapié en que la principal responsabilidad para el alivio de las tensiones depende de los ucranianos y no de los extranjeros.

Las declaraciones contenidas en un comunicado fueron hechas dos días después de que altos diplomáticos de Ucrania, Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea emitieron una declaración con varias medidas, entre ellas el desarme de los grupos militantes y la liberación de los edificios públicos tomados por los rebeldes, publica The Associated Press.

Los rebeldes dicen que las autoridades de Kiev -que tomaron el poder después que el presidente ucraniano prorruso Víktor Yanukóvich fue derrocado en febrero tras meses de protestas- pretenden reprimir a los rusohablantes del país. El este de Ucrania, que fue la base de apoyo de Yanukóvich, tiene una sustancial población de habla rusa.

Desde el exilio Yanukovich se autoproclamó presidente legítimo hace unas semanas.

La agitación de Ucrania ha despertado las tensiones Este-Occidente más graves desde la Guerra Fría. Washington y la Unión Europea impusieron sanciones a Rusia después de que se anexó la región ucraniana de Crimea el mes pasado, tras un referéndum que aprobó la secesión de la península ucraniana por mayoría abrumadora.

Rusia ha colocado tropas en las regiones fronterizas con Ucrania y los críticos dicen que Moscú está alentando los disturbios en el este de Ucrania y que busca un pretexto para una incursión militar.

El comunicado no especificó cuál sería ese apoyo y no quedó claro lo que puede hacer o estaría dispuesta a hacer. Rusia niega las alegaciones de que tiene agentes en el este de Ucrania que dirigen o alientan a los rebeldes.

(Con información de Efe y The Associated Press)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios