23 de Septiembre de 2018

Mundo

Capitán de Costa Concordia rechazó regresar a la nave encallada

Al momento del naufragio, autoridades locales le pidieron a Francesco Schettino coordinar el rescate, pero él se negó.

Schettino es imputado de naufragio, abandono de la nave y homicidio culposo, que le podrían costar hasta 20 años de prisión (magyarhirlap.hu)
Schettino es imputado de naufragio, abandono de la nave y homicidio culposo, que le podrían costar hasta 20 años de prisión (magyarhirlap.hu)
Compartir en Facebook Capitán de Costa Concordia rechazó regresar a la nave encalladaCompartir en Twiiter Capitán de Costa Concordia rechazó regresar a la nave encallada

Agencias
ROMA, Italia.- El excapitán del crucero Costa Concordia, Francesco Schettino, rechazó en dos ocasiones la oferta de retornar la nave la noche del naufragio en el que murieron 33 personas, reveló hoy un testigo interrogado en el proceso por la tragedia, según informó Notimex.

De acuerdo con Carlo Galli, comandante del cuerpo de bomberos de la isla del Giglio, frente a la que encalló el Costa Concordia el 13 de enero de 2012, en dos ocasiones intentó convencer a Schettino para que retornará a bordo de la nave, en la que aún había cientos de personas, y coordinará las labores de rescate.

"Llegué al escollo en el que estaba Schettino (quien abandonó el barco en una lancha salvavidas) con unos 100 náufragos. Le dije que lo podía llevar al puerto para que se embarcara en una lancha que lo llevaría bajo el Costa Concordia, para que eventualmente pudiera subir", declaró Galli a los jueces del Tribunal de Grosseto (centro).

"Pero me dijo que no. Respondió que debía quedarse donde estaba para vigilar la nave. Se quedó observando las labores de socorro desde Scoglio de la Gabbianera, a 150 metros del Concordia", precisó el testigo.

El capitan se quedó a 150 metros del navío, desde Scoglio de la Gabbianera, viendo cómo todos trabajaban en la labor de rescate sin él mover un dedo

Galli confirmó que Schettino era el único de los náufragos que no tenía la ropa mojada y que buscaba desesperadamente un teléfono celular para hacer una llamada.

Cuestionado al respecto, el excapitán del Costa Concordia respondió que no aceptó el ofrecimiento de Galli porque no se fiaba de él. "No sabía quien era, no lo conocía", afirmó.

En tanto, este martes también fueron interrogados por primera vez por los magistrados los dirigentes de tierra de Costa Crociere, la sociedad propietaria del crucero siniestrado.

Paolo Mattesi, uno de los líderes del grupo, confirmó que la noche del naufragio dijo telefónicamente a Schettino que no había necesidad de que retornara a bordo del barco, como se lo ordenaban los oficiales de la capitanería del puerto que coordinaban las labores de rescate.

"Schettino estaba confundido, debilitado. Le dije que a bordo iría el responsable de socorro de la nave, Martino Pellegrini", aseguró.

Por su parte, la abogada de Costa Crociere, Cristina Porcelli, también interrogada, dijo que al día siguiente del naufragio habló con el capitán, quien le aseguró que el escollo con el que chocó la nave no estaba indicado en los mapas.

En el juicio que se desarrolla ante el Tribunal de la central ciudad de Grosseto, Schettino es imputado de naufragio, abandono de la nave y homicidio culposo, que le podrían costar hasta 20 años de prisión.

La próxima audiencia tendrá lugar el siguiente lunes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios