23 de Octubre de 2018

Mundo

Cardenal brasileño, fuerte candidato a Papa

Odilio Scherer podría ascender al trono de San Pedro gracias a que dirige la mayor arquidiócesis del mundo.

Odilio Scherer cuenta con el voto de confianza de Benedicto XVI. (Reuters)
Odilio Scherer cuenta con el voto de confianza de Benedicto XVI. (Reuters)
Compartir en Facebook Cardenal brasileño, fuerte candidato a PapaCompartir en Twiiter Cardenal brasileño, fuerte candidato a Papa

Agencias
BRASILIA, Brasil.- El cardenal brasileño Odilio Scherer puede ver fortalecidas sus oportunidades de ser quien suceda al papa Benedicto XVI gracias a su perfil moderado y por el creciente peso de su país, el de mayor población católica del mundo.

Arzobispo de Sao Paulo, la mayor diócesis sudamericana, Scherer no guarda vínculos doctrinarios con la Teología de la Liberación, cuya influencia marcó a la iglesia brasileña hace 30 años, según publica Ansa Latina.
   
"Brasil está bien representado en el colegio que elegirá al sucesor del Papa, don Odílio Scherer dirige la mayor arquidiócesis del mundo, tiene 63 años, una edad considerada perfecta y su trayectoria lo aproxima al perfil adecuado para este momento de la Iglesia", escribió hoy el semanario Epoca.
   
La influyente revista del grupo Globo dedicó su edición de este domingo a la renuncia del Papa y en su portada tituló "¿Un Papa brasileño?". "Odilio Scherer sigue una línea conservadora...(y) es el cardenal brasileño más citado entre aquellos con oportunidades de ser votados a pesar del favoritismo de los europeos" señaló hoy el diario O Globo.
  
El matutino Estado de Sao Paulo publicó hoy que mientras en Roma se iniciaron informalmente los conciliábulos para definir el futuro Papa, Joseph Raztinger renovó su confianza en Scherer al ratificarlo como miembro de la comisión que audita a la Institución de Obras Religiosas, también conocida como Banco del Vaticano.
   
Por su parte, el historiador del Vaticano, Keneth Servin, estadounidense, sostiene que Scherer pertenece a una nueva generación de cardenales distantes de la tradición forjada en los 70 por la Teología de la Liberación, y representa una Iglesia más envuelta en temas actuales, escribió hoy Folha de Sao Paulo.

Desdendiente alemán

Doctor en teología, Scherer pertenece a una familia de descendientes de alemanes y habla la lengua de sus antepasados "fluidamente", según informó el semanario Epoca.
   
Al frente de la arquidiócesis paulista desde 2006 y nombrado cardenal en 2007 por Benedicto XVI, Scherer no comulga con algunas posiciones consideradas como "radicales" por ciertos comentaristas.
   
Al respecto, analistas locales señalan el contraste entre Odilio Scherer y el cardenal Paulo Evaristo Arns, ex arzobispo paulista y Aloísio Lorscheider, ex presidente de la Conferencia Nacional de Obispos, que en su momento dieron su respaldo al entonces fraile Leonardo Boff, uno de los mentores de la Teología de la Liberación.
   
Para el actual presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, Raymundo Damasceno, el peso de su país ha ido creciendo en los últimos años, y a ello se suma la influencia adicional que supone la realización de la Jornada Mundial de la Juventud en Rio de Janeiro, en julio de este año.
   
"Ciertamente existe la posibilidad" de que el próximo papa sea brasileño", declaró Damasceno Assis en entrevista telefónica con ANSA desde su despacho en Aparecida del Norte, localidad donde está la Basílica nacional y centro de peregrinación a la patrona brasileña.

Un Papa latino

"Creo que América Latina está madura para tener un Papa, somos una Iglesia fuerte, dinámica como se ha demostrado en nuestras conferencias episcopales, la Quinta de ellas realizada en 2007 en esta basílica de Aparecida", cónclave que fue inaugurado por Benedicto XVI, recordó Damasceno Assis.

En la ronda de apuestas otros dos brasileños surgen como eventuales candidatos a la jefatura de la Iglesia católica, ellos son Joao Braz de Aviz de 65 años, arzobispo emérito de Brasilia, y Claudio Hummes, de 78, arzobispo emérito de Sao Paulo.
   
Braz de Aviz es considerado un candidato de relativo peso y una de sus ventajas es ser el único brasileño que actualmente forma parte de la curia romana, donde se desempeña como prefecto de la Congregación de la Vida Consagrada.
   
Por tener una avanzada edad y alguna proximidad con tesis de la Teología de la Liberación, Hummes surge como un postulante con poca proyección para alcanzar el trono de Pedro. Además, recuerdan los especialistas, fue prefecto de la Congregación del Clero desde fines de 2006, pero dejó el cargo de una forma algo precoz, en 2010.
   
Amigo del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva en 2011, Hummes fue nombrado por Odilio Scherer vicario general de la Arquidiócesis de Sao Paulo y orientador de las pastorales del Mundo del Trabajo. 

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios