22 de Mayo de 2018

Mundo

Carreras ilegales de caballos, lucrativo negocio en Texas

Se estima que existen unas 50 pistas, que podrían estar promovidas con dinero producto del narcotráfico.

El problema de la proliferación de carreras ilegales de caballos se evidenció en octubre pasado con el allanamiento de un hipódromo clandestino. (tvawtv.com)
El problema de la proliferación de carreras ilegales de caballos se evidenció en octubre pasado con el allanamiento de un hipódromo clandestino. (tvawtv.com)
Compartir en Facebook Carreras ilegales de caballos, lucrativo negocio en TexasCompartir en Twiiter Carreras ilegales de caballos, lucrativo negocio en Texas

Agencias
DALLAS, Texas.- Unas 50 pistas de carreras de caballos ilegales operan en Texas, en una actividad que ha proliferado y que podría estar promovida con dinero producto del narcotráfico, según estimaciones oficiales.

El problema de la propagación de carreras ilegales de caballos en la entidad se evidenció en octubre pasado con el allanamiento de un hipódromo clandestino en un rancho cerca de la comunidad de Crosby, al noreste de Houston, donde cientos de espectadores apostaban miles de dólares cada fin de semana, según publica Notimex.

Nueve personas fueron detenidas, incluyendo seis policías encargados de la seguridad del lugar, que operaba desde hacía cuando menos dos años bajo el disfraz de ser un centro de entrenamiento para equinos.

Desde que la Legislatura estatal creó en la década de los años 80, la Comisión de Carreras de Texas (TRC) para regular la industria de carreras de caballos, el problema de las pistas ilegales no ha podido ser abatido.

En las pistas ilícitas se realizan apuestas ilegales, venta de alcohol sin permiso, tráfico de drogas y actos de crueldad hacia los animales

Policías estatales y miembros de la comisión sospechan que las apuestas que se efectúan en las pistas ilegales se realizan en una buena parte con dinero proveniente del tráfico de drogas.

"Esto perjudica a las carreras en Texas y la industria en su conjunto", dijo el vocero de la TRC, Robert Elrod, quien agregó que "el estado también pierde porque no recauda impuestos sobre estas actividades".

En Texas sólo existen cinco hipódromos legales, además de tres pistas de carreras de galgos, todos ellos supervisados por la TRC.

La comisión regula la actividad legal, pero corresponde al Departamento de Seguridad Pública de Texas el investigar y desmantelar las pistas clandestinas, donde se cometen una serie de delitos: apuestas ilegales, venta de alcohol sin permiso, tráfico de drogas y actos de crueldad hacia los animales.

"Muchos de los traficantes (de drogas) acuden a estos sitios con un montón de dinero", dijo Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la Dirección Antidrogas Estadunidense (DEA). "Pueden apostar cientos de miles de dólares", indicó.

"Los cárteles mexicanos utilizan la industria de las carreras de caballos no sólo para lavar dinero, sino porque también como parte de su cultura les gusta jugar", dijo Vigil en declaraciones al periódico The Houston Chronicle.

"Ellos juegan en términos de tráfico de drogas, y también les gusta apostar en las carreras de caballos", apuntó.

En un allanamiento realizado en marzo pasado a un hipódromo ilegal que tenía 20 años operando en el condado de Liberty, en el noreste de Texas, las autoridades encontraron evidencias de los altos montos de apuestas que se efectuaban en el lugar.

"Los espectadores tenían alrededor de 50 mil dólares en efectivo para apostar en las carreras", dijo el investigador Larry Pulliam, del Departamento de Seguridad Pública de Texas, quien proporcionó algunos detalles sobre la operación citando una investigación en curso.

Pulliam señaló que entre unas 200 y mil personas acudían a las carreras en ese lugar, en el que se ofrecía también música, comida y alcohol a la venta. Para ingresar al sitio se cobraba 20 dólares por automóvil.

Seis meses más tarde, los agentes allanaron el Rancho El Herradero en Crosby y arrestaron a nueve personas, incluido el propietario Reginaldo Mandujano, de 53 años de edad.

De acuerdo con las autoridades, las dos pistas de carreras parecen no estar relacionadas entre sí, aunque si existía una coordinación en la programación de las fechas de las carreras.

La pista en Crosby abría normalmente los sábados, y la del condado de Liberty durante los domingos.

En octubre pasado, las autoridades allanaron también otro hipódromo ilegal en el condado de Rockwall, al este de Dallas.

En este caso, los investigadores encontraron en el lugar esteroides anabólicos, autos y armas robadas.

Las dos pistas en el noreste de Houston y la allanada cerca de Dallas, eran propiedad de hispanos y los clientes que asistían a las mismas también pertenecían a este grupo étnico.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios