11 de Diciembre de 2017

Mundo

'Cascos azules' cambian sexo por ayuda

Muchas mujeres en países en emergencia aceptan sostener relaciones con los voluntarios a cambio de dinero, techo o comida.

El sexo transaccional en las fuerzas de paz en países como Haití, destrozado en 2010 por un intenso terremoto, golpea el prestigio de los llamados 'cascos azules'. (Archivo/AP)
El sexo transaccional en las fuerzas de paz en países como Haití, destrozado en 2010 por un intenso terremoto, golpea el prestigio de los llamados 'cascos azules'. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook 'Cascos azules' cambian sexo por ayudaCompartir en Twiiter 'Cascos azules' cambian sexo por ayuda

Agencias
WASHINGTON, D.C.- Un informe de la Oficina de Servicios de Supervisión Interna de la ONU (OIOS, por sus siglas en inglés), obtenido por Reuters, dio a conocer que después de hacer sondeos en Haití y Liberia se descubrió que las mujeres de esos países suelen tener sexo transaccional con los integrantes de las fuerzas de paz de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Aunque la ONU prohibió el sexo transaccional a las fuerzas de paz en 2003, entre 2008 y 2013 hubo alrededor de 480 denuncias de explotación y abuso sexual en República Democrática del Congo, Liberia, Haití y Sudán del Sur contra los “cascos azules”.

El número de condones distribuidos, junto con el número de personal que recibe voluntariamente asesoría y pruebas confidenciales por VIH (...) sugieren que las relaciones sexuales entre el personal de las misiones y la población local podrían ser rutinarias", dice el borrador obtenido por Reuters y citado por Excélsior.

Al parecer, las mujeres de las naciones en problemas intercambian el sexo por dinero, celulares, ropa u otros artículos electrónicos; sin embargo, Daily Mail publicó que muchas de ellas lo hacen por techo, comida o artículos vitales.

Desigualdad

De acuerdo con el medio inglés, el reporte será publicado este mes y especifica que las relaciones sexuales entre el staff de la ONU con las mujeres a las que deberían ayudar están basadas en dinámicas de desigualdad de poder y afectan la credibilidad de la organización. 

Un ejemplo de esta situación es Rose Mina Joseph, a quien embarazó un uruguayo de 35 años cuando ella apenas tenía 17. El integrante de las fuerzas de paz es el padre de su hijo Anderson, a quien ya no le manda dinero a Haití. También dejó de contestar sus llamadas telefónicas.

Rose Mina se embarazó después del terremoto de 2010, en el que murieron alrededor de 220 mil personas, aunque la ONU ha estado en Haiti desde 2004 tratando de darles estabilidad tras los desastres naturales y la situación de pobreza que enfrenta la región.

***

Por otra parte, Roselaine Duperval fue abusada desde antes del terremoto de Haití, Su hija Sasha ya tiene seis años y también es hija de un integrante de los cascos azules.

"Vinieron y uno de ellos era bueno conmigo. Dijo que me amaba. Nunca pensé que si estaba con él y tenía un hijo con él se iría y dejaría sin apoyo al niño”, señala.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios