20 de Septiembre de 2018

Mundo

Cataluña tiene una cita con la historia este domingo

Los catalanes buscarán, una vez más, expresar su deseo de separarse del resto de España. La región aporta una cuarta parte del PIB nacional.

Cada 11 de septiembre, que es Día Nacional de Cataluña, miles de catalanes salen a las calles de Barcelona y otras ciudades para expresar su deseo de decidir sobre su futuro. (Archivo/AP)
Cada 11 de septiembre, que es Día Nacional de Cataluña, miles de catalanes salen a las calles de Barcelona y otras ciudades para expresar su deseo de decidir sobre su futuro. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook Cataluña tiene una cita con la historia este domingoCompartir en Twiiter Cataluña tiene una cita con la historia este domingo

Agencias
BARCELONA, España.- El próximo 27 de septiembre será decisivo para Cataluña, que busca independizarse de España, pues se llevarán a cabo elecciones que se convertirán en plebiscito para conocer si la población realmente desea su separación del país.

El delegado de Cataluña para Estados Unidos, Canadá y México, Andrew Davis, explicó que este proceso responde a que no se reconoce a esta comunidad, su autogobierno (la manera de controlar los temas domésticos), para fortalecer la economía, la cultura y la lengua.

Cataluña es una de las comunidades autónomas dentro de España junto al País Vasco y Galicia; con 7.5 millones de catalanes, representa 16 por ciento de la población española, pero aporta casi 25 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de toda España y un porcentaje similar en materia de exportaciones.

El funcionario explicó a Notimex que lo que se busca es que se reconozca la gran aportación económica e histórica de Cataluña, pues se creó desde el siglo XIII y en la actualidad su presidente es el número 129.

“Tenemos una historia de muchos siglos que se quiere mantener y fortalecer en este sentido. Por eso, para nosotros el autogobierno (la manera de controlar los temas domésticos) es importante para fortalecer la economía, la cultura y la lengua”, dijo.

Refirió que durante las últimas décadas Cataluña ha esperado que España reconozca a estas comunidades, como parte de un país multicultural y de diversidad de lenguas, sin embargo, esto no se ha logrado.

Explicó que a partir del año 2000, el Estado español comenzó un proceso de descentralización, en el cual los catalanes buscaron el reconocimiento de su comunidad en todos los frentes para proteger y fortalecer su autogobierno, dentro de la misma España, como una forma de blindar sus competencias.

Cambios revertidos

En 2006 se aprobó un estatuto de autonomía para Cataluña. Para el año 2010, se hicieron modificaciones a dicho estatuto, sin embargo, el Tribunal Constitucional revirtió dichos cambios que iban en la misma dirección de respetar su democracia.

“Para nosotros, para los catalanes fue violento, fue una señal de que el autogobierno, las instituciones, todo lo que se buscaba dentro de España ya no era posible y entonces es cuando hay la primera manifestación de más de un millón de personas en Barcelona en contra de la decisión del Tribunal”, recordó.

Argumentó que en dichas manifestaciones, la población busca defender su derecho a decidir sobre el futuro de su comunidad.

Tras dicho proceso, el gobierno catalán buscó diversas formas de negociar con el gobierno del Estado, pero hasta ahora encontró negativas. De la misma forma, se buscaron alternativas para hacer consultas públicas para conocer la opinión de los catalanes al respecto, que también han sido bloqueadas por el gobierno central.

“Hemos seguido este proceso durante los últimos cuatro años. Al mismo tiempo, cada 11 de septiembre, que es Día Nacional, más de un millón de personas se manifiestan por las calles de Barcelona, hay una organización masiva de la sociedad de Cataluña pidiendo que podamos decidir sobre nuestro propio futuro, opinar y votar”, reiteró.

En su opinión, “lo que necesitamos son herramientas para fortalecer todo eso. Durante la última década hay una sensación en Cataluña de que el Estado, en vez de apoyar eso que nosotros creemos sería una aportación, hay una sensación en contra. Y todo lo que se intenta hacer se tumba desde Madrid, desde donde se quiere controlar todo”.

Reclamo de la sociedad

Ante ese escenario, “la última opción es la que vamos a ejercer el 27 de septiembre que es convocar a elecciones, las cuales en principio son elecciones tradicionales para el Parlamento de Cataluña para formar un nuevo gobierno. Lo que haremos es convertir de facto esta elección en elecciones plebiscitarias”, explicó.

Con ello, abundó, se convertirá el voto de los participantes en un plebiscito para conocer si los catalanes quieren independizarse o no de España, lo cual no se ha podido hacer hasta ahora de forma tradicional.

Dentro de este proceso, el partido de gobierno de Cataluña y el principal partido de oposición formaron una alianza para presentarse de forma conjunta al proceso electoral; “lo que quieren es que la gente opine sobre el futuro político del país”, insistió.

En las elecciones, los catalanes tendrán que votar por el sí o por el no de la independencia de España. Si el resultado fuera negativo se tendrán que buscar opciones alternativas, debido a que hay un reclamo de la sociedad que está buscando un cambio, puntualizó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios