20 de Septiembre de 2018

Mundo

Temía que su esposa lo dejara... así que la mató

Robert Ferrante, gran investigador de la esclerosis lateral amiotrófica, puso cianuro a la bebida energética de su mujer, que intentaba concebir otro hijo.

Robert Ferrante fue sentenciado a cadena perpetua por asesinar a su esposa con cianuro. (AP)
Robert Ferrante fue sentenciado a cadena perpetua por asesinar a su esposa con cianuro. (AP)
Compartir en Facebook Temía que su esposa lo dejara... así que la matóCompartir en Twiiter Temía que su esposa lo dejara... así que la mató

Agencias
PITTSBURGH, Pennsylvania.- Un ex investigador del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh fue sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad anticipada en la muerte de su esposa por envenenamiento con cianuro.

Robert Ferrante, de 66 años, fue declarado culpable el otoño pasado del asesinato en abril de 2013 de la doctora Autumn Klein, de 41 años y neuróloga. Los fiscales dicen que le echó cianuro a una bebida energética, de acuerdo con The Associated Press.

La madre de la víctima, Lois Klein, dijo en una declaración leída el miércoles en el tribunal por un fiscal adjunto que el asesinato le había arrebatado su única hija a ella y a su esposo. Y agregó: “La luz de nuestra vida se ha extinguido”.

Ferrante negó firmemente que haya envenenado a su esposa con cianuro que ordenó para su laboratorio de investigación y que de acuerdo con la acusación puso en una bebida de creatina que supuestamente le dio cuando llegó a casa tarde del trabajo una noche. La mujer colapsó inmediatamente y falleció tres días después, dijeron las autoridades.

Por otro hijo

Los fiscales mostraron a los jurados mensajes de texto en que Ferrante le dijo a Klein que la bebida pudiera ayudarla a ovular y concebir un segundo hijo. Varios testigos dijeron que Klein estaba obsesionada con tener otro hijo. 

Ferrante, aunque a todas luces la apoyaba, supuestamente resentía eso y temía que Klein pudiera dejarlo, así que la mató, según los fiscales.

Ferrante, un destacado investigador de la esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad degenerativa de los músculos, testificó que compró el veneno porque lo usaba para imitar los efectos de la enfermedad sobre células sanas en su laboratorio. 

Pero también declaró que no recibió a Klein en la puerta trasera de la casa para entregarle la bebida la noche de los hechos, aunque detectives de la policía dijeron que Ferrante les dijo que eso era que había sucedido cuando lo entrevistaron inicialmente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios